Teatro Metro no cumplió el acuerdo con la puesta en escena nacional



Eunice Castro, Cristina Morán y Rogelio Gracia tenían previsto el estreno de la obra Las mariposas son libres para el 19 de agosto en el Teatro Metro. Sin embargo las autoridades de la sala vendieron ese mismo fin de semana a "Fantástica", la revista porteña de los escándalos encabezada por Carmen Barbieri, según denunció Jimmy Castilhos, productor de “Las mariposas…”.

Castilhos explicó que ya estaba firmada la fecha de estreno en el Metro para el jueves 19 de agosto y a partir de allí la presentación de la obra por cinco fines de semana seguidos. El incumplimiento de la sala obligó a que la obra dirigida por Roberto Jones pasara al Teatro Stella d'Italia y se aplazará su estreno en una semana: el 26 de agosto.

“La actitud del Teatro Metro es una falta de respeto al teatro nacional”, señaló Castilhos. Pero pese al contratiempo, los ensayos continúan con total normalidad.

Ejemplo de vida: pai Negrito de Xapaná


Crió diecisiete niños: "con dos roles, de padre y madre" ¿Influencia? Ninguno de los hijos de crianza siguió su opción sexual.
Por Pilar Besada

El pai Negrito de Xapaná es homosexual y crió -incluso estando en pareja-, a 17 niños abandonados en su casa del Cerro. Considera que la opción sexual no afecta en nada la crianza. "Al contrario, se cubren los dos roles, de padre y madre", dijo.
La primera niña que este hombre crió hoy tiene 46 años y vive en el exterior. En su casa del Cerro vive con un varón de 16 años y una joven de 26 a los que también crió. Además, están los hijos de la joven, tres "nietitos", de 7, 4 y 2 años. A pesar de haber criado a los 17 niños, el pai -que prefiere no divulgar su nombre de nacimiento, Roberto Pino-, afirmó que nunca tuvo la tenencia legal. "Nunca nadie me hizo un problema. Los crié y chau", comentó.
Los menores llegaron a él, según relató, por la actividad religiosa que desempeña. "Siempre me manejé en esto, y la gente te los deja como paquetes de basura. Y bueno; ahí le das para adelante", comentó. Nunca se negó a criar a un niño que le hubieran dejado abandonado. "No sé decir que no", dijo. Sin embargo hoy, el porche de su casa, en la calle Suecia del barrio del Cerro de Montevideo, está enrejado como una jaula. "Es por el temor de que me dejen más niños y no saber quién los deja", dijo Negrito. En el Cerro –dice- todos lo conocen. Pero le angustia "no poder decirle el día de mañana a la criatura quién es el padre o la madre".
Aunque hace 11 años que está solo, Negrito supo vivir en pareja en su hogar. "No sé por qué hoy en día hacen tanto debate. Para mí nunca fue un problema criar hijos, tener una pareja y hacer mi vida normal", señaló. Considera que su homosexualidad no afecta para nada en la crianza, y afirma que ninguno de los chicos que vivieron con él es homosexual. "Por suerte", dijo. "Obviamente no me asustaría, pero traería comentarios", afirmó. La mayoría de los jóvenes que amparó hoy viven afuera del país. Para Negrito, "fue una vida de sacrificio, de lucha. No es fácil, pero somos personas de fe y sabemos salir adelante", señaló.
El caso divulgado ayer sobre la pareja gay en unión concubinaria que obtuvo la tenencia compartida de dos menores, no se relaciona con éste, aunque uno de los integrantes de la pareja, Daniel Melo, pai Daniel de Ogun, también es sacerdote afro-umbandista. Según Melo, la religión "no tiene nada que ver" con esta coincidencia. "Solo que nuestros principios nos llevan a ayudar al que más necesita", comentó.  Melo indicó que conoce a "más de veinte" parejas homosexuales que crían menores pero que no quieren hacerlo público.
En mayo la jueza letrada de octavo turno de Maldonado, Adriana Cittadino, ratificó la tenencia compartida de Daniel Melo y Walter Martínez sobre Mahiara, de 17 años, y Franco, de 14 años, dos menores que estaban bajo la tenencia de Melo desde hace doce años. La sentencia fue dictada luego de que los solicitantes aclararan a la fiscalía que no estaban interesados en una posterior adopción de los menores. El motivo de la pareja era, según afirman, evitar una situación de abandono por muerte de uno de ellos u otra cualquier eventualidad. La tenencia tiene efectos más limitados que la adopción, porque no adjudica la patria potestad ni implica que los menores cambien su apellido.
Un caso que recorrió la región
La noticia de que una jueza de Maldonado otorgó la tenencia compartida de dos menores a una pareja homosexual ayer, recorrió los diarios y páginas de noticias de la región. El portal Infobae informó que "Uruguay otorgó la primera custodia de menores a una pareja gay". Por su parte, la página web Terra.com de Chile se hizo eco del caso, así como el portal del diario peruano Peru21, y el diario de Venezuela El Tiempo, entre otros.
El País Digital
 

Publicado por Laura Etcharren: de las siliconas a la humillación

No cabe duda que por rechazo o gusto, Ricardo Fort siempre está presente en la televisión. Más allá de su participación en Bailando por un Sueño se las ingenia, desde su mayor sustento que es el dinero, para permanecer. Lo cual no significa que pertenezca. De hecho, las versiones que circulan es que actores de renombre no lo reconocen como un par. Ni siquiera lo respetan.
Si bien es cierto que el empresario da trabajo, también es cierto que de él se destacan más sus escándalos que su labor en el escenario. O como “artista”.
Sus mujeres son envases que con cirugías estéticas, ropa, make up y accesorios, cambia constantemente. Traslada en la mujer sus propias inseguridades de hombre que evidencia no estar del todo conforme con su apariencia. De ahí, la permanente ostentación del tener y mostrar.
Y lo que en el Universo Fort es elegante, en el verdadero mundo de la moda es absolutamente cache. Sin estilo. En definitiva, un cocoliche. Cocoliches que entran y salen de su vida conforme a su estado de ánimo.
Mujeres que se degradan al lado de un hombre que no las agasaja como intenta mostrar. Tampoco les regala: lo de Fort es pura limosna, cambiarlas para exhibirlas. Y en algunos casos, hasta recurre a la patética compra de una acompañante. Caso de su "novia actual", Erika. Sin embargo el problema no es Fort. Son ellas.
Las auto degradadas del lumpen mediático que “matan” hasta la vergüenza por estar dos minutos en el programa de Marcelo Tinelli. Son, en la vida del chocolatero, bienes de uso y cambio. Que lo único que les queda de la relación son las siliconas y alguna que otra chuchería que con el tiempo, él sabrá como recriminarles. El costo que ellas pagan es alto. Porque cuando todo el circo rococó se termina, comienza el circo de la humillación. De la violencia, de la agresión verbal de un sujeto que no tiene límites para el escándalo. Que se enarbola tras la palabra "caballero" cuando en realidad es un incontinente verbal del mal gusto. Pedirle que, como caballero, no tenga memoria, es como pedirle a Fernanda Vives que hable bien, que pronuncie una S.
Fort no sólo tiene memoria, también posee astucia por las dudas. Entonces, todo aquello que puede llegársele a olvidar lo anota. Porque su negocio aunque le pese no es el arte, sino el mamarrachismo del que hasta ahora no pudo trascender.

Novo endereço da CIR guarulhense

Prezados amigos e amigas:

                                      A Coordenadoria da Igualdade Racial tem o prazer de informar a mudança para a nova sede que ocorreu no dia 05 de julho de 2010, no endereço:
Coordenadoria da Igualdade Racial – CIR
Rua Luiz Turri, 75 – (atrás do Colégio Conselheiro Crispiniano)
Jardim Zaira – CEP: 07095-060

Os telefones permanecem os mesmos: 2408-5597 e 2409-6843
O Centro de Referência de Cultura Negra e Igualdade Racial–Xikelela permanece no mesmo endereço: 
Avenida Dr. Timóteo Penteado, 4.114
Vila Galvão – CEP: 07061-003
Telefones (11) 2304-7189 / Tel./Fax 2304-7464

Cordialmente,
Edna Maria Santos Roland
COORDENADORIA DA IGUALDADE RACIAL - CIR
PREFEITURA MUNICIPAL DE GUARULHOS
(11) 2408-5597/ 2409-6843

La razón triunfa sobre la intolerancia catarinense: excelente trabajo de Átila Nunes y Átila Nunes Neto


Como é do conhecimento de muitos umbandistas, a Tenda de Umbanda Caboclo Pajelança situada no município catarinense de Jaraguá do Sul, Santa Catarina, foi invadida por policiais militares armados no dia 26. Além de mandarem paralisar a sessão de pretos-velhos, prenderam o ogan -menor de idade- e alguns frequentadores. Além disso, destruiram o atabaque.
Essa violência policial não poderia passar impune. Nossos irmãos de fé, Átila Nunes e Átila Nunes Neto procuraram o governador de Santa Catarina Leonel Pavan, pedindo uma providência enérgica contra essa violencia policial aos umbandistas.
Diante da repulsa nacional à Policia Militar catarinense, o governador Leonel Pavan no último dia 12, ligou pessoalmente para nossos irmãos Átila Nunes e Átila Nunes Neto, afirmando textualmente o seguinte, solicitando essa divulgação: 

"Reconheço, como governador, que houve sim, uma absurda violência policial no ato de invasão de um culto religioso em Santa Catarina. Como governador, tomei medidas enérgicas que sirvam de exemplo e nunca mais tal fato venha a ocorrer no nosso Estado, onde não toleramos qualquer tipo de discriminação." 

Agradecendo a intervenção do governador, o deputado Átila Nunes, disse-lhe que sua decisão, como maior autoridade daquele Estado, interromperia novas tentativas de invasão policial nos terreiros umbandistas.  Para Átila Nunes Neto, os grandes vitoriosos foram os umbandistas que se uniram em todo o país, e até no exterior -das repúblicas do Uruguai e Argentina- exigindo que fosse cumprida a Constituição brasileira que garante o livre exercício dos cultos religiosos.  Átila afirmou ainda que "as providências tomadas pelo governador catarinense Leonel Pavan é a prova indiscutível de que as autoridades brasileiras estão conscientes de que existe o Estado de Direito em nosso país, que não pode ser desafiado por policiais a bel prazer". O governador agiu duramente, não permitindo que um inquérito se arrastasse por 40 dias, quando existem provas contundentes de que houve indiscutível violência policial e vilipêndio religioso.
Abaixo, a carta original assinada pelos nossos irmáos Átila Nunes e Átila Nunes Neto ao governador Leonel Pavan, que originou uma resposta enérgica daquela autoridade contra os policiais que agiram com violência, violando a Constituição brasileira.
 
     CARTA DE ÁTILA NUNES E ÁTILA NUNES NETO AO GOVERNADOR DE SANTA CATARINA SOBRE A VIOLENCIA DA POLÍCIA MILITAR CONTRA OS UMBANDISTAS    

    Senhor Governador de Santa Catarina Leonel Pavan,

    Vossa Excelência comanda um dos estados com maior índice de desenvolvimento humano: Santa Catarina, hoje um sonho para milhões de brasileiros que gostariam de aí residir. Quando se fala em Santa Catarina, se pensa em civilidade.
    O senhor é um político experiente. Foi vereador, prefeito por três vezes de Balneário Camboriu, deputado federal e senador da República. É um democrata experiente na Política e na Administração Pública.
     Infelizmente, Senhor Governador, nos últimos dias, milhões de brasileiros que seguem a fé umbandista, sentem-se surpresos com a violência da Policia Militar de seu estado. Essa indignação podemos sentir principalmente na internet, onde são postadas mensagens de repúdio e da mais absoluta indignação.
    O que aconteceu na noite de 26 de junho deste ano de 2010 na cidade de Jaraguá do Sul, nos faz lembrar o Rio de Janeiro dos anos 50, quando terreiros de Umbanda eram invadidos e seus dirigentes e médiuns presos pela polícia, hoje algo impensável em terras fluminenses.
    Naquela noite, por volta das 8 da noite, a Tenda de Umbanda Caboclo Pajelança, situada na Rua Adolfo Augusto Zie Mann, 342, Czerniewicz, Jaraguá do Sul, foi invadida por doze homens do 14º Batalhão da Polícia Militar, fortemente armados com pistolas, armas de choque, sprays de gás de pimenta e escopetas, sob o comando do sargento Adriano que deu voz de prisão à diretora de culto Cristiane Tomaz de Oliveira.
    A sessão em homenagem aos pretos velhos foi interrompida sob a ameaça dos policiais, determinando às dezenas de pessoas presentes que se calassem e não se movimentassem, sob o risco de terem que usar armas de choque e gás, além de todos serem levados presos. Um ogan, menor de idade, foi conduzido algemado pra o distrito policial.
    Dona Cristiane, a diretora de culto, tem certeza de estar sendo vítima de perseguição religiosa, haja vista que os policiais militares ao chegarem ao distrito, mostraram um abaixo assinado de vizinhos pentecostais para que o centro umbandista feche as portas e se mude do bairro.
    A violência da polícia de Santa Catarina nesse episódio ultrapassou não apenas os limites legais, mas, sobretudo, o bom senso, beirando a barbárie.
    Depoimentos dos presentes ao culto confirmam que a invasão –absolutamente inconstitucional e flagrantemente ilegal– ocorreu em meio às ameaças dos policiais, fazendo com que senhoras e crianças entrassem pânico, chorando de medo. Ao questionar a razão da invasão, o ogan menor de idade recebeu ordem para calar-se, tendo seu atabaque danificado com violência por um dos PMs.
    Por serem sobejamente conhecidos pelas autoridades, -inclusive Vossa Excelência- seria desnecessário invocar os preconceitos constitucionais que garantem aos brasileiros a “inviolabilidade da liberdade de consciência e de crença, sendo assegurado o livre exercício dos cultos religiosos e garantida na forma da lei, a proteção aos locais de culto e a suas liturgias.”
    Desnecessário também, Senhor Governador, lembrar outro preceito constitucional que estabelece que “ninguém será privado de direitos por motivo de crença religiosa".
    Ou então, o que preceitua o Código Penal no artigo 208, que trata de ultraje a culto, seu impedimento ou sua perturbação, considerando crime contra o sentimento religioso “escarnecer de alguém publicamente, por motivo de crença ou função religiosa; impedir ou perturbar cerimônia ou prática de culto religioso; vilipendiar publicamente ato ou objeto de culto religioso.”
    Saliente-se ainda o artigo 140 do Código Penal: "se a injúria consiste na utilização de elementos referentes a raça, cor, etnia, religião ou origem, a pena é de reclusão de um a três anos e multa".
     Finalmente, poderia ser destacada a Lei de Abuso de Autoridade (Lei Nº 4.898, de 9 de dezembro de 1965) que regula o Direito de Representação e o processo de Responsabilidade Administrativa Civil e Penal, nos casos de abuso de autoridade. O artigo terceiro estabelece como abuso de autoridade "qualquer atentado à liberdade de consciência e de crença, ao livre exercício do culto religioso e ao direito de reunião".
    É sabido por todos, Senhor Governador, que a Lei 7.716 de 5 de janeiro de 1989 define os crimes resultantes de preconceito. O artigo primeiro diz que “serão punidos, na forma desta Lei, os crimes resultantes de discriminação ou preconceito de raça, cor, etnia, religião ou procedência nacional”. (Redação dada pela Lei nº 9.459, de 15/05/97). O artigo 20 é claro, ao proibir praticar, induzir ou incitar a discriminação ou preconceito de raça, cor, etnia, religião ou procedência nacional. (Redação dada  pela Lei nº 9.459, de 15/05/97)
    Não podemos acreditar, Governador, que o senhor deixe passar em branco, sem uma atitude enérgica, severa, um episódio dessa natureza. Essa violência jurássica da Polícia Militar, ao arrepio das leis e da Constituição, não condiz com Santa Catarina. Não condiz com a natureza boa, generosa e fraterna do povo catarinense.
    Nesse ínterim, enquanto durar as averiguações dentro da Polícia Militar que pediu o prazo inacreditável de 40 dias para chegar a uma conclusão, apesar das dezenas de testemunhas do vilipêndio religioso e do abuso de autoridade, nos mobilizaremos nacionalmente para chamar atenção para a Polícia Militar de Santa Catarina que reproduz práticas coercitivas do início do século passado. Senhor Governador, reiteramos nossa confiança no seu senso de justiça e de absoluta obediência ao Estado de Direito em vigor no Brasil, e consequentemente, no Estado de Santa Catarina.

    ÁTILA NUNES e ÁTILA NUNES NETO

La presencia africana en el habla

El jueves se presenta en la Academia Nacional de Letras (Ituzaingó 1255) un libro de historia que resultó ganador del concurso que esa institución llevó adelante en 2008. Es El habla de los esclavos africanos y sus descendientes en Montevideo en los siglos XVIII y XIX: representación y realidad, de la licenciada en lingüística Magdalena Coll.

La cita es a las 19 horas y contará con la participación del escritor José María Obaldía y la historiadora Ana Frega, rematándose la velada con un brindis.

A partir de fuentes documentales y recreaciones literarias la publicación estudia el contacto de las lenguas africanas con el español que se hablaba en el Montevideo de la Colonia y el siglo XIX, y a través de eso se examina el complejo mundo lingüístico de ese período en la región. El trabajo reúne además una antología de más de medio centenar de textos de diferentes estilos y niveles culturales, para reflejar aquel choque de lenguas. El estudio comienza con una mirada sobre la esclavitud en la sociedad oriental para pasar a analizar después las lenguas africanas que se hablaban en el Río de la Plata. También focaliza en cómo los descendientes de aquellas primeras oleadas de esclavos conservaron y modificaron el habla de sus antepasados. La obra se centra luego en las fuentes disponibles para investigar los textos que han sobrevivido al paso del tiempo.

Magdalena Coll (Montevideo, 1968) es doctora en lingüística hispánica por la Universidad de California y trabaja como profesora en el Instituto de Lingüística de la Facultad de Humanidades y Ciencias. Entre sus trabajos anteriores sobresalen los dedicados al estudio de la historia del español y del portugués en Uruguay.
 

Una vacaciones insoportables con tufillo de leche cortada y tulipán


Entre su suegra y sus padres, marido que pesca, e incidentes con la prensa. Intimidad de un viaje contaminado de plebeyos.
Por Ignacio Molina

Tener unas vacaciones tranquilas y disfrutar de la Argentina como se debe". Esos eran los planes que tenía la princesa de los Países Bajos Máxima Zorreguieta al llegar a su país natal, y con esas palabras –que sonaron más a advertencia que a expresión de deseos– los dio a conocer en la rueda de prensa que brindó en la embajada de los Países Bajos en Buenos Aires antes de emprender viaje hacia la Patagonia junto a su Familia Real: su suegra, la reina Beatriz de Holanda; su marido, Guillermo Alejandro de Orange-Nassau, príncipe heredero de la corona; y sus tres pequeñas hijas: Amalia, de cuatro años; Alexia Juliana, de dos; y Ariadna Guillermina, de apenas ocho meses. Prole importada, a la que pronto se le sumaría la rama local de los Zorreguieta.

"La Argentina" a la que se refirió la princesa durante el único contacto que hasta el momento tuvo con el periodismo es, en rigor de verdad, una ínfima porción del país. Una porción tan distante de la Argentina real como del asfalto que absorbe el calor agobiante de Buenos Aires en los primeros días de enero. Esa Argentina se llama Country Club Cumelén y está enclavada en una zona aledaña a Villa La Angostura, un rincón paradisíaco de la provincia de Neuquén. Aunque no lo suficiente como para amortiguar la convivencia noche y día de dos familias con tan poco tema de conversación en común.

Por suerte la realeza tiene hábitos más sofisticados que sintonizar la televisión abierta y en la primera noche del año, agotados por la pesca con mosca y los tragos en velero, no habrán visto por la pantalla de Telefe la segunda parte de la saga de los Focker, ese rendidor relato cinematográfico sobre el choque de consuegros rejuntados por las circunstancias del destino.

Para compensar, el Cumelén cuenta con el máximo confort imaginable y con la mejor cancha de golf de la región. No es un lugar común afirmar que se trata de un Country Club exclusivo. La membresía es más que rigurosa: para formar parte de ella -según sus socios- no alcanza sólo con tener dinero. Hace algunos años, por ejemplo, una comisión de propietarios vetó el ingreso como socio de Diego Maradona.

Allí, en tres casas ubicadas a orillas del lago Nahuel Huapi alquiladas y preparadas especialmente para la ocasión, se alojó la comitiva holandesa compuesta por 16 personas. Entre los acompañantes de la Familia Real se encuentran los miembros de "marechaussée", una especie de guardia pretoriana que los custodia a sol y a sombra y que, en ese afán de extrema seguridad, protagonizó un incidente con ribetes policiales.

Hay motivos de sobra para suponer que unas vacaciones familiares y gasoleras en algún balneario de la costa pueden ser menos placenteras que un descanso en uno de los lugares más maravillosos de la Patagonia argentina. Pero también es verdad que, más allá del color de sangre que corra por sus venas, las suegras siempre son suegras; y que los hijos –aunque posean, aún sin saberlo, un destino de nobleza– pueden traer aparejados los mismos problemas y dolores de cabeza que cualquier chico del mundo. Ni los títulos nobiliarios ni la fortuna más grande de Europa son capaces de garantizar unas vacaciones libres de contratiempos. Lo supo la pareja Real holandesa en la mañana del último día de diciembre, cuando notaron que Ariadna amanecía con un leve malestar respiratorio. Minutos después, los príncipes –que ya tenían clara la ubicación del hospital más cercano– emprendieron en auto los ochenta kilómetros de ruta que los separaban de la ciudad rionegrina de Bariloche.
Allí, en la vereda de la clínica San Carlos, mientras el doctor Luis Caride –director médico de la institución– auscultaba a la beba y les recomendaba a sus padres que le efectuaran una placa radiográfica para descartar cualquier afección grave en las vías respiratorias, sucedió el altercado que tuvo como protagonistas a los custodios de la realeza y a un grupo de reporteros gráficos que intentaban tomar imágenes de la familia de Máxima. Una de las periodistas que forcejeó con los guardias de seguridad es Alejandra Bartoliche, una fotógrafa de la agencia Telam que sabe que en Bariloche –una ciudad a la que podría haber llegado por impulso de su apellido– las noticias no suelen trascender el ámbito local. Tal vez por eso nunca se hubiera imaginado que su pelea cuerpo a cuerpo con un hombre que le impedía realizar su labor, se convertiría en una de las noticias más importantes del fin de año. Todo comenzó cuando los custodios les pidieron a los periodistas que habían ido a documentar la fugaz visita de los príncipes a Bariloche que se retiraran de la entrada a la clínica. "Les respondimos que la vereda es un espacio público y que nos íbamos a quedar ahí", cuenta Bartoliche. Según su relato, un custodio les dio a entender que si no se abalanzaban sobre el auto podrían hacer algunas fotos. "Pero casi al mismo tiempo un compañero avisó que el auto de Máxima estaba saliendo por el garaje y empezamos a correr", cuenta. Entonces los guardias apartaron a los reporteros con violencia. "Rompieron cámaras, le pegaron a un compañero y a mí me levantaron por las axilas. Cuando el auto de Máxima ya estaba lejos, el tipo me dio una patada en la pierna. Ahí mismo dejé la cámara y le pegué una cachetada al holandés", agrega Bartoliche, y deja en claro que si bien no está orgullosa de lo que hizo, se dejó llevar por la bronca.
El episodio, además de ocupar las pantallas de los noticieros y las páginas de los principales diarios del país, tuvo fuerte repercusión en la opinión pública barilochense. Los periodistas agredidos recibieron el apoyo de -entre otros- el concejal del Partido Popular Rionegrino Daniel Federico Pardo, que afirmó en un comunicado titulado "Solidaridad y repudio" que los cronistas locales sufrieron "el retroceso en las relaciones humanas" practicado por los guardias de la realeza.

Famiglia unita

El lunes 31 de diciembre, de vuelta en Villa La Angostura y aún tratando de digerir el doble mal trago (el del malestar de su hija y el provocado por sus guardias), Máxima y Guillermo Alejandro recibieron la visita de Jorge Zorreguieta y de María del Carmen Cerruti. Los padres de Máxima llegaron a Cumelén para celebrar el comienzo del nuevo año junto a dos de sus hijos (Martín, el hermano de Máxima, vive en la Villa en forma permanente) y a sus parientes políticos. Cualquier observador imparcial que se dejara llevar por los hechos históricos podría suponer que, más allá de la diplomacia y de las formas regidas por el protocolo, la relación entre la reina Beatriz y Jorge Zorreguieta no es la más fluida del mundo. O que al menos un hombre que no pudo asistir a la boda de su hija debido a sus antecedentes cuasi delictivos no era el consuegro ideal que la reina anhelaba. Jorge Zorreguieta, conocido como "Coqui" por sus íntimos –entre quienes se encuentra el ex ministro de economía José Martínez de Hoz– fue Secretario de Agricultura y Ganadería de la Nación entre 1976 y 1980, los años más oscuros de la última dictadura militar. Su actuación en esos años no fue meramente técnica: hay quienes afirman que antes del golpe de Estado, Zorreguieta, desde su puesto de secretario de la Sociedad Rural, conspiró con los medios a su alcance contra el gobierno de Isabel Perón. Los parlamentarios holandeses que en el 2002 no le permitieron asistir al casamiento de su propia hija adujeron que el ex funcionario "no podía estar ajeno al plan de exterminio llevado a cabo por el régimen del que formaba parte".
Es presumible que la pareja real tiene peleas y discusiones como cualquiera. Y que esos roces se potencian teniendo a toda la prole en casa, cercados por un cordón de fotógrafos que los reduce a un paradisíaco –pero al fin– corralito. A la reina le gusta hablar en holandés y que sus nietos rediman el idioma. A los abuelos argentinos, la pompa doméstica full time no les resulta simpática. Y Máxima, se guarda bajo llave su viejo mal hablar porteño y sonríe siempre, con cara de foto. Pero lo seguro es que sus discusiones conyugales nunca son generadas por el dinero ni por cuestiones aledañas: además de ser herederos de la corona más rica de Europa (según la revista Forbes su patrimonio total sumando propiedades y negocios es de 5.650 millones de euros) Máxima y Guillermo no tienen problemas de ingresos ni de vivienda: él por haber nacido en el vientre del que nació cobra 719.000 euros por año, y ella por haberse casado con quien se casó recibe anualmente la suma –algo menor, es cierto, pero nada despreciable– de 625.000. Ambos viven en un lujoso castillo con lago artificial, ubicado en el barrio Wassenar de La Haya, que les fue cedido por el estado Holandés luego de la ceremonia de compromiso.

La semana anterior al incidente de Bariloche la Familia Real entera vestida de manera informal y siempre seguida de cerca por sus guardaespaldas fue a cenar a Tinto Bistro, el restaurante que Martín Zorreguieta regentea en el centro de Villa La Angostura y que recibe a los príncipes cada vez que visitan el país. Toda una excepción. Porque en los días que llevan de vacaciones, la comitiva holandesa tuvo escasas oportunidades de romper el aislamiento de Cumelén. Una mañana, mientras Máxima y Guillermo jugaban con sus hijos, la reina Beatriz disfrutó de un paseo en barco por el Nahuel Huapi y por la Isla Victoria, una extensa cresta boscosa que emerge a la superficie en medio del lago y en donde se pueden admirar las pinturas rupestres de las tribus que habitaron la zona siglos atrás. Los príncipes por su lado compraron muebles rústicos en el negocio que Emilio Alvear, secretario de gobierno de la Villa, posee en la zona de Lomas del Correntoso. El lunes 24 Máxima asistió a la misa de la capilla Nuestra Señora de los Lagos y sólo al mediodía siguiente les permitió a sus hijas abrir los regalos de Navidad. Un estilo vacacional bien distinto del de sus años argentinos...

Martin Heidegger y Ricardo Fort, en "Somos todos gronchos", un blog inteligente



Confieso que si bien no miro a Tinelli -no porque no me guste ver un buen culo en vivo y en directo, sino porque me quedo dormido de aburrimiento- sigo las alternativas de la vida de la farándula local todas las tarde noches en los programejos onda Bendita TV. Me gusta ver como a otros millones de boludos al gaterío argentino. Sus peleas, sus miserias y su desesperación.

Es cierto también, que para millones de personas, al no tener acceso al porno free que hay en Internet la única manera de ver un par de tetas es en la TV o contentarse con las de la patrona. Hay una fascinación por las putas y los putos. Principalmente porque los putos y las putas oficiales sufren como perros y se les nota más. Y para eso están. Fascinación que hubo siempre, salvo que ahora está magnificado por la difusión y la aceptación de que la cultura artística argentina no da para más que eso. Nos atraen los putos tristes como Zulma Lobato o Ricardo Fort,  y las putas berretas como Virgina Gallardo o la Lo Ré.

Yo extraño a Zulma Lobato, y me apena saber que sin cámaras estará corriendo la coneja, aunque lo que más me preocupa es qué estará comiendo su perrito.

No hay más que ver las fotos de la rubia ex novia de Fort en la Revista PlayBoy para saber que la mina está triste. No hay una sola sonrisa que parezca auténtica. La trola sufre. No como otras trolas que disfrutan de ser trolas. Como Jessica Cirio que se abre de gambas como ésta, pero lo acepta con alegría y visión empresaria. La Gallardo en cambio parece reconocer que por no haber estudiado más durante la secundaria no tiene otro destino que ser cajera de Coto o trola.

En igual situación están cientos de miles de chicas. Ahora arrancó una especie de Reality donde parte del sabalaje femenino suburbano y nacional intentará convertirse en una "chica Fort". Es decir, convertirse en su mucama a cambio de unos pesos, prostituirse sin tener que poner el culo. A simple vista no parece mal negocio para quienes no tienen nada más que ofrecer que su cuerpo.

Ni siquiera entran en la categoría de proletarios (aquellos que lo único que tenían para entregar era a sus hijos) Ahora hay tantos pobres que ni siquiera se cumple con el axioma marxista de que el lumpenaje y el ejército de desocupados estabilizan el precio del valor del salario. Vi en los programas satélite de Tinelli que se cagan de risa porque les faltan dientes, se tiñen con agua oxigenada o porque son más grasa que un sanguche de bondiola.

Además Fort no es rico (recuerdo haberlo escuchado promocionando un canje de joyas) No es rico en términos de riqueza real, de la cual hay mucha en este país. Más que plata tiene crédito. Lo que no es poco en un país donde nadie presta ni 200 pesos. Por eso también nos gusta enterarnos que otro chongo, como el abogado Fernando Burlando, le inició juicio para recuperar dinerillos prestados y honorarios profesionales. Ricky al igual que nosotros gasta más de lo que le entra. Tampoco necesita novia, porque al parecer no le gustan las mujeres. Pero allí está buscando financiar una. Su estética es noventista, berretona, de nuevo rico. Mezcla de Madonna y funcionario menemista que atrae, encanta desde el morbo. El mismo morbo que lentifica la fila de autos en las autopistas cuando hay un accidente o se desangra un pobre tipo tirado con su bicicleta aplastado por un camión sin patente: queremos corroborar que no somos nosotros los que estamos allí.

Nos gusta Fort porque también nos permite certificar que no somos nosotros. Y porque a los gritos, y a pesar del glamour, el tipo nos dice claramente que sufre. Y queremos creer que lo hace más que nosotros. Porque convengamos que todos arrastramos heridas emocionales desde la infancia o la adolescencia. Como cada uno hace de su culo un pito y de su pito una matraca, si se la lastra o no es asunto de él. Si para pagar la luz o el gas hay que ponerse en cuatro, será problema o no de las que lo hagan. Todos en algún punto de nuestras vidas hemos sucumbido a tipos más refinados (aunque objetivamente similares) de prostitución: de nuestras ideas, de nuestra dignidad o de nuestros deseos. Así que ¿desde dónde podríamos juzgar la vida de los otros, o tirar la primera piedra?

La trampa -para mí humilde forma de ver este espectáculo- está en que es parte de la mentira fetichista de aplacar nuestros dolores y los aspectos más míseros de nuestras vidas corroborando que a otros les va peor. La principal angustia existencial a la que nos enfrentamos es saber que vamos a morir y sin embargo seguimos viviendo, proyectando y soñando como si fuésemos inmortales. Eso rompe el fetichismo (y el estado de vivir interpretados por otros) Eso nos hace únicos, eso nos hace humanos en su total dimensión.

Y la diferencia entre los que viajan apretados como vacas en el Sarmiento a las 6.30 de la mañana o en sus Audi A4, rumbo a trabajos de mierda (de $1.200 o de $50.000 mensuales), los lindos, los feos, los liberales o los socialistas, los de River o los de Boca, es que algunos lo tienen más o menos en claro. Aunque más no sea de a ratos.
 

Surdos são os outros


Por: Rosiane Rodrigues - 5/7/2010

Sem muito alarde, em junho de 2009, a Comissão de Combate à Intolerância ReligiosaCCIR - entregou relatório ao presidente do Conselho de Direitos Humanos da ONU, Martin Uhomoibai. O documento, além de relatar casos exemplares de perseguição religiosa, acusa a Igreja Universal do Reino de Deus, assim como outras denominações neopetencostais, de promover uma ditadura religiosa no Brasil através de sua prática racista e discriminatória contra religiosos de matriz africana e minorias étnicas.

Na época, a Folha de São Paulo ao noticiar a entrega do relatório, entrevistou o sociólogo Ricardo Mariano, da USP, que discordou do viés racista da denúncia da CCIR e afirmou que “a atitude adotada pela Igreja Universal é motivada (apenas) por questões estritamente religiosas”, sem ter nenhuma correlação racial.

Passado um ano, o relatório publicado pelo Grupo Internacional pelos Direitos das Minorias (Minority Rights Group International-MRG), amplamente noticiado pela imprensa mundial, constata que a intolerância religiosa é o novo racismo.

Interessante observar que a constatação de Mark Lattimer, diretor da organização que elaborou o estudo europeu confirma o que os religiosos brasileiros sabem há muito tempo: a intolerância religiosa é uma das faces do racismo. A questão é que praticar o racismo não é apenas segregar pela cor da pele ou origem étnica. É pretender impor a visão dominante (superior e civilizada) com o objetivo de aniquilar as concepções de mundo e identidade de grupos dissidentes (ou resistentes), tratados como primitivos e inferiores.

Outra recente pesquisa realizada pela Univer Cidade, coordenada pelo professor Bayard Boiteux, ouviu 800 pessoas na cidade do Rio de Janeiro. O estudo pretendeu fazer um mapeamento do preconceito do carioca. Divulgada pelo Jornal O Dia, os dados revelaram que 40% dos entrevistados têm preconceito religioso, principalmente com as religiões de matriz africana. O número chama atenção por ser bem maior que o preconceito racial (30%) e a homofobia (20%)

Um mundo sem raças

Assim como a pesquisa da Univer Cidade, a divulgação do Relatório do MRG não chegou a causar frisson nas redações. É sabido que uma parte significativa da imprensa brasileira (e da Academia) faz um esforço hercúleo para classificar pretos, brancos, amarelos, vermelhos, judeus e ciganos como representantes de uma única raça, a humana. É uma discussão que só faz sentido para quem enxerga na desracialização do discurso uma forma de preservar os "diferentes" de ataques e perseguições. Essa fórmula já se mostrou ineficaz -haja visto os grupos neonazistas que continuam existindo em todo mundo- além de ensurdecer a sociedade para questões que precisam ser amplamente discutidas.

Talvez tenha sido este o motivo da pouca repercussão do relatório europeu –noticiado até pela Rádio do Vaticano– por aqui. É o reflexo da banalização da discriminação religiosa num país que aprendeu que as expressões religiosas dos africanos, indígenas e minorias étnicas são “magia negra”, “macumba", "coisas do demônio” e “primitivas”.

Não é difícil entender o quanto a afirmação de Lattimer pode estar afligindo as redações. Ela faz cair por terra teorias míticas da sociedade brasileira: 1) o Brasil é uma democracia racial, mesmo com todas as evidências da existência de um fosso abissal que separa os negros dos brancos; 2) O Brasil é uma democracia religiosa, mesmo com cadeias comunicacionais, políticas e econômicas dominadas por neopentecostais, que perseguem acintosamente outras religiões; 3) As redações se habituaram a tratar a diversidade brasileira – étnica, cultural e religiosa - como folclore ou algo pitoresco.

A liberdade está com quem detém o poder econômico


Outro dado que merece ser destacado no relatório da MRG é que "a marginalização econômica que sofrem certos grupos (...) levaram a uma crescente tendência à perseguição das minorias religiosas na maioria dos países da Europa Ocidental e da América do Norte". Se trouxermos esta afirmação para a realidade histórica do país, percebemos que fica fácil “fazer a ficha cair”.

O Brasil, colonizado por portugueses e considerado hegemonicamente cristão, ao importar em meados século XIX, imigrantes europeus e asiáticos como trabalhadores assalariados em detrimento dos descendentes de africanos recém libertos pela Abolição da Escravatura, realizou uma política pública de “embranquecimento”. Isso significa dizer que para o trabalho escravo o africano serviu -e o seu tráfico foi uma das maiores fontes de renda da Coroa Portuguesa- por séculos. Mas, para o trabalho assalariado, com dignidade e reconhecimento, foram trazidos outros povos – italianos, alemães, poloneses, japoneses. O processo de dominação formulado pelos colonizadores -brancos, cristãos, europeus- incutiu na sociedade o entendimento que os negros e índios eram sujos, indolentes, trapaceiros e que praticavam rituais demoníacos, além de representarem um risco a mais por serem a maioria da população. Os imigrantes inegavelmente contribuíram para o enriquecimento da nossa diversidade, mas chegaram aqui em condições privilegiadas em relação aos africanos e, de certa forma, serviram para dar uma “clareadinha” no povo brasileiro, além de ajudarem a consolidar os padrões eurocêntricos de vários governos (já) republicanos. Desde o Império, os governantes tinham o objetivo essencial de aniquilar as identidades culturais, étnicas e religiosas trazidas pelos negros da África e perpetuada por seus descendentes como forma de resistência. O mesmo processo, guardadas as devidas especificidades históricas e culturais, aconteceu com os índios e mais tarde com ciganos e outros grupos minoritários.

Dilema é assumir o racismo na sociedade brasileira

Setores da grande imprensa e da Academia, a partir de agora, precisam enfrentar este antigo dilema reavivado por estas incomodas pesquisas: vai, obrigatoriamente, repensar suas linhas editoriais e de levantamento de dados para manter o “estabilishment”, ou correr o risco de ter que –necessariamente- admitir o óbvio: a) o Brasil vive uma das mais perversas práticas do racismo, que é o estrutural, há cinco séculos; b) que esta prática racista não se limita as fronteiras do tom da pele ou ascendência e, ainda hoje, tem como alvo os signos e símbolos utilizados pelas comunidades religiosas afro descendentes e outras minorias; c) que a marginalização econômica e social dos povos negros e indígenas –que são as bases da cultura do Brasil– fragilizou ainda mais essas populações; d) que o racismo estrutural é um dos motivos da desmobilização e invisibilidade social e cultural de negros e índios; e) que os neopentecostais se aproveitam do preconceito racial –que é latente e histórico na sociedade brasileira– para estruturarem seus discursos e práticas persecutórias e arregimentar cada vez mais fiéis, que se transformam em poderio político, eleitoral e comunicacional; f) que é comum –para governantes, jornalistas e formadores de opinião- a demonização e criminalização das religiões dos povos que foram escravizados e que são considerados primitivos e não civilizados; g) que a intolerância religiosa que assola o país e vitimiza milhares de homens, mulheres e crianças é o reflexo do racismo enraizado na sociedade.

Bom, as redações e os pesquisadores podem também optar em nem sequer pensar sobre esses temas e manter a sujeira do racismo brasileiro –transfigurado em crescente intolerância religiosa- bem varridinho para debaixo do tapete. Mas, depois da divulgação dos relatórios da MRG e da Univer Cidade, o tapete corre o risco de ter que crescer muito para abrigar um grande lixão.

 
"Enquanto os leões não tiverem
os seus contadores de histórias,
as histórias das caçadas
glorificarão os caçadores"

Provérbio Yorubano





Siempre entendí que uno de los nombres de Allah era El Clemente y Misericordioso...

Su nombre es Sakineh Mohammadi.

Su país es la República Islámica de Irán.

Fue condenada a morir lapidada.

La fecha prevista de ejecución: inmediata.

Su delito es haber  mantenido una “relación extra-matrimonial”.

Nuestro objetivo es salvar su vida

Petición 1: Firma para impedir la lapidación en este sitio
 http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/iran-lapidacion-mujer/


Petición 2: Reenvía este correo a todos tus contactos, para que también ayuden a salvarle la vida.

Gracias

Esteban Beltrán
Director Amnistía Internacional

P.D. La ejecución por lapidación es un castigo especialmente cruel que tiene como objetivo aumentar el sufrimiento de la víctima. Por ello, se escogen piedras lo suficientemente grandes para causar dolor pero no tan grandes como para matar enseguida. No permitas que Sakineh pase por eso. Firma ahora, por favor. Quien esté libre de pecado sea el primero a arrojar una piedra...

9 de julio en Tucumán

Oíd, mortales, el grito sagrado:
"¡libertad, libertad, libertad!"
Oíd el ruido de rotas cadenas,
ved en trono a la noble igualdad.
Ya su trono dignísimo abrieron
las Provincias Unidas del Sud
y los libres del mundo responden:
"Al gran pueblo argentino, ¡salud!


 

Bravo Batalla


La rebelión del señorío

Por Leonardo Guzmán

¡Qué lección trajo la vida a este Uruguay en estado de asamblea, aterido por sucesivas tragedias como la de ayer en Rocha!

Que un Director Técnico pareciera tal a lo largo de los minutos de cada partido y de los años que lleva en funciones, fue toda una revelación. Echó luz sobre las sombras en que anduvimos sumidos. En vez de encharcarnos en conflictos de trastienda, unió a equipo y país en un esquema de juego y un ideal de triunfo.

Que el Uruguay quede entre los cuatro mejores del mundo al dirigirlo un caballero que viste como gente y habla con aplomo, fue rebelión. Se alzó contra la idealización pública de la grosería y la ordinariez. Mostró a qué alturas pueden ascender 3 millones y medio entre casi 7.000 millones si vuelven a regirse por criterios cultos.

Hace 86 años, al ver cómo jugaba la selección de Nasazzi que viajaba a Colombes, un periodista español escribió: "Por los campos de Goya ha pasado una ráfaga olímpica..." Parafraseándolo, hoy debemos decir: "De los campos de Sudáfrica, nos llegó una rebelión de señorío".

Sí: abuelos y nietos asistimos a un huracán que por unas semanas nos aventó el triunfalismo de la chabacanería y la guarangada. El maestro que parece Maestro se constituyó en símbolo de ese orden interior que, renaciendo entre las cenizas, alza al hombre como actitud y, más allá de lo previsible, lo proyecta como fuente de respuestas.

A este país donde todos callamos la vida espiritual y pasamos en silencio ante las tragedias morales que corroen al Derecho y arrancan vidas, la celeste lo llenó de cábalas para pedir ayuda a las fuerzas invisibles. Pues bien. Tras el último partido, volvamos la mirada hacia las fuerzas visibles que llevamos adentro. Repasemos lúcidos el método que nos devolvió sueños y triunfos. Hasta aprenderlo.

No es un sistema rígido. Es el alerta de una lógica viva, que improvisa sin perder estilo. Conjuga lo colectivo y potencia lo individual hasta la tensión de un Forlán y la mística de un Abreu. A la adversidad, responde atacando. Gana sin sobrar. Si le toca perder, hasta el último minuto aprieta. Tiene algo del Artigas que sublimó la victoria en "Clemencia para los vencidos" y transfiguró la redota en Instrucciones para "garantir la libertad civil y religiosa en toda su extensión imaginable". Coloca valores en la persona por encima del éxito y el fracaso. Y en eso finca el señorío, que es dominio y libertad en el obrar donde voluntad y pasiones se sujetan a una razón que amplía horizontes.

Desde ese señorío debemos recobrar el Uruguay para el que nos criamos, cuando las jugadas no eran imagen, sino verbo gritado por un Semino que enseñaba a obedecer la ley y un Solé que convocaba grandezas.

Eso sí: cómo volvió a estar el Uruguay entre los mejores del mundo teniendo hoy una masa de marginales mal preparados y una incapacidad tóxica para la acción -lo probó ayer el horror de la cárcel de Rocha-, es pregunta que no debe ahogarnos los festejos.

Si no la respondemos con el señorío ventilado de Sudáfrica, todo habrá sido un relámpago apenas útil para tomarle las medidas a nuestras decadencias.

Y a eso no debemos resignarnos.

El País Digital

Dale, nomás... Dale que va.... ¡Que allá en el horno nos vamo' encontrar!

Los bienes de Néstor Kirchner y Cristina Fernández están -otra vez- bajo la mirada de la Justicia. El abogado Ricardo Monner Sans presentó ayer una nueva denuncia judicial para que se investigue si existe delito en el aumento patrimonial de la Presidenta y su esposo durante 2009.
De acuerdo con la última declaración jurada de Cristina Kirchner sus bienes aumentaron un 20,65% en 2009 con respecto al año anterior. Pasaron de $ 46 millones a $ 55,5 millones.
Esta es la cuarta investigación sobre el patrimonio del diputado y la jefa del Estado. La primera, que instruyó Julián Ercolini y abarcó el período entre 1995 y 2004, fue sobreseída. La segunda, en manos de Rodolfo Canicoba Corral, abarcaba la evolución entre 2004 y 2007 y fue archivada. Y la tercera fue la que velozmente investigó y sobreseyó el juez Norberto Oyarbide sobre el enriquecimiento patrimonial de 158% correspondiente a 2008. La nueva causa está en manos del juez Sergio Torres.
El incremento patrimonial de los Kirchner se basó en la cancelación de deudas y en la valorización de acciones de dos de sus tres empresas. La pareja pasó de deber $ 19,2 millones de pesos en 2008 a $ 6,2 millones en 2009. Entre las deudas más importantes que canceló figuran la que tenía por la construcción del hotel Los Sauces ($ 8.329.596) y la que registraba con el Banco de Santa Cruz ($ 8.834.369), propiedad del grupo Eskenazi.
Monner Sans, en su denuncia, no se privó de ironías: "En el país donde los jubilados no pueden hacer huelga y donde la Anses se ha transformado en el banco del Gobierno, el matrimonio presidencial año a año nos sorprende con sus éxitos económicos", señala.
Kirchner había declarado al asumir como diputado nacional con datos actualizados al 10 de diciembre de 2009 tener $ 51,5 millones, y ahora, con información al 31 de diciembre de ese año, declara 4 millones de pesos más. Monner Sans se preguntó las razones de esa variación. Además, hizo hincapié en que los Kirchner tomaron nuevas deudas y siguen apostando a tener parte de su dinero en dólares. Para el denunciante no están claras las razones del incremento de las acciones de Los Sauces y Hotesur, empresas de la pareja que administra dos hoteles en El Calafate.

DIXIT ILLO:

ANIBAL FERNANDEZ, Jefe de Gabinete: "Comentario sobre el patrimonio de Cristina Fernández de Kirchner y Néstor Kirchner. No hay nuevos bienes. El incremento es por alquileres e intereses. ¿Investigan? Mejor...", afirmó el ministro kirchnerista a través de la red social Twitter.

EDUARDO AMADEO.
Diputado Peronismo Federal: "No se puede condenar a nadie por ser rico, pero el verdadero escándalo es que el matrimonio Kirchner ha seguido preocupado por hacer dinero aun desde el poder y la presidencia. Es tal la gula que tienen en ese sentido que dejan de lado y se olvidan de la ejemplaridad en el poder."

JUAN CARLOS MORAN,
Diputado Coalición Cívica :"El enriquecimiento de los Kirchner sigue siendo escandaloso: es un claro lavado de dinero basado en la usura y la corrupción. Sus grandes fuentes de ingreso provienen de empresarios que hacen negociados con el Estado. Evaluamos una presentación; si hay un fiscal que investiga tienen que ir presos"

Los dueños de la palabra


Por Claudia Piñeiro
Para LA NACION

Estimado director de la Real Academia Española: me dirijo a usted porque supongo que debe ser la persona indicada para responder una duda que en estos últimos tiempos se ha convertido, para mí, en una verdadera obsesión: ¿quién es el dueño de las palabras? Esa es mi pregunta, tal vez le parezca a usted tonta, o ingenua, o inútil, pero hoy es ineludible. Y luego otras preguntas que aparecen por añadidura: ¿se paga para ser el dueño de una palabra?, ¿se compran las palabras?, ¿se venden?, ¿se apropian luego de una guerra, una invasión o una simple batalla?, ¿existe título de propiedad de las palabras como existe una escritura para un bien inmueble?

Estimo que usted no es ese dueño que busco, porque de lo que se ocupa el organismo que usted dirige es de tomar las palabras que todos usamos y definirlas, decir qué significan, qué nombran; y tomar los cambios que los usos y costumbres van imprimiendo en ellas. Sin embargo ya que es el material con el que usted trabaja, estoy segura de que no habrá persona más indicada para orientarme en la búsqueda de ese dueño, si es que existe.

Como usted sabe, las palabras nombran la realidad, nombran todo lo que existe, sea tangible como una mesa o intangible como un sueño. Pero el camino es de ida y vuelta, porque al nombrar, las palabras también construyen la realidad. O la niegan. Por ejemplo, si alguien con el poder suficiente se apropiara de la palabra "casa" y sólo dejara que se llame con ese nombre a las construcciones de tres ambientes, con dos baños y patio al fondo, todas las otras "casas" serían negadas como realidad y no les quedaría más remedio que ser nombradas de otra manera o desaparecer. Lo que no puede nombrarse con la palabra que corresponde, se niega, se ignora y desaparece. Quien nos niega el uso de una palabra, nos niega también la existencia de lo que esa palabra nombra, y si esa palabra nos nombra a nosotros, entonces quien se apropió de ella nos reduce a lo que no existe.

Ahora bien, ni yo ni nadie tenemos problema con la palabra casa. Pero imagine usted que alguien se apropiara de la palabra "amor" y definiera qué puede nombrarse así y que no. O "madre"; o "justicia"; o "dignidad"; o "niño"; o "sano"; o "cultura"; o " natural"; o " felicidad". Bueno, señor director; en mi país ha habido una apropiación de palabra. Alguien cree que es dueño de la palabra "matrimonio", que puede decir qué es un matrimonio y qué no. Y no es una cuestión legal, como nos quieren hacer creer. Porque las leyes, señor director, son una construcción teórica, un acuerdo entre los hombres (y a quien lo dude le sugiero como lectura no el derecho romano ni la historia del derecho, sino El malestar en la cultura , de Sigmund Freud). Las leyes, como construcción teórica del hombre en su tiempo, se modifican. Si no fuera así, en mi país seguiríamos sin votar las mujeres, no habría divorcios y los hijos extramatrimoniales no tendrían los mismos derechos que los que nacieron dentro de un matrimonio, por ejemplo.

Las leyes pueden modificarse, y eso lo saben, más que ningún otro, quienes lo niegan. Por eso, la verdadera batalla no está allí, sino en la propiedad de la palabra. La palabra "matrimonio" hoy está en tránsito. Durante mucho tiempo alcanzaba con que nombrara sólo a un hombre y una mujer que deciden unirse legalmente. Hoy ya no. Las palabras son materia viva. Si sólo nombrara ese vínculo, hombre-mujer, estaríamos negando la existencia de algo que existe. Si la palabra matrimonio sólo nombrara el vínculo heterosexual, ¿cómo llamaría yo al vínculo de años entre mis amigos Mauro y Andrés o entre mis amigas María y Vanessa? Yo quiero esa palabra para nombrarlos porque eso son. Mucho más que otros matrimonios que conozco. Mucho más que otros matrimonios que no quieren revisar el uso de la palabra porque lo que se caería es el vínculo que sostienen con alfileres. Porque hacerlo los pondría frente a un espejo donde no se quieren ver. Los que se arrogan la propiedad de la palabra matrimonio dicen: "Bueno, que sean, que vivan juntos si quieren, pero que usen otro nombre". Y no es ingenuo ni legal lo que plantean, es ontológico. Saben que negar la palabra, negarles ser nombrados, es negar la existencia misma. Un método que viene de los campos de concentración y de los centros clandestinos de detención donde se llamaba a las personas privadas de su libertad por un número, donde no había que nombrarlos, porque el objetivo era que desaparecieran.

Estimado señor, no quiero robarle más de su precioso tiempo. Pero sé que a usted como a mí nos importan la palabra, su uso, y las batallas que se libran en su nombre. Espero con ansiedad su respuesta. Quiero discutir con quien diga ser el dueño de esta palabra, librar batalla. Por los amigos a los que hoy no me dejan nombrar, pero también por mí, por mis hijos y sus amigos, por la memoria de mis padres y por todos los otros innombrables que aún hoy niega nuestra sociedad, esa que construimos entre todos.

© LA NACION

La autora es escritora. Su último libro es Las grietas de Jara 

No alcanza con tolerar


Por Gabriela Seijas
Para LA NACION

La sociedad puede debatir si existe un modelo ideal de familia. Aun si fuera posible algún consenso, ello no permitiría privar de protección legal a quienes no respondan al modelo. Tal como afirmó Hölderlin en su Hiperión : "Siempre que el hombre ha querido hacer del Estado su cielo lo ha convertido en su infierno".

Para la comunidad científica, la homosexualidad no es una enfermedad y, si bien la religión puede colocar la conducta sexual de las personas en el centro de sus sistemas éticos, el Derecho, no. La homosexualidad entonces no es un problema para el Estado.

Muchos creen tener derecho a señalar a otros como anormales y no vacilan en comparar relaciones consentidas entre adultos del mismo sexo con la pedofilia, la zoofilia o el incesto. Revelan así que el problema que requiere urgente atención es la irracional aversión de quienes pretenden excluir del goce de determinados derechos a un grupo que, en su fantasía, suponen amenazador para su integridad o la de su familia.

Si bien frente al imperativo de la corrección democrática, discursos fuertemente reaccionarios aceptan la homosexualidad mientras quede reducida al ámbito de lo privado, el reclamo por algo tan público como el matrimonio muestra lo insuficiente del discurso de la tolerancia.

A partir de sentencias favorables a la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo, el intento de mantener determinadas concepciones adquirió características violentas. Basándose en lecturas deformadas de precedentes de la Corte Suprema se han colectivizado procesos referidos a derechos civiles, como si trataran asuntos de contaminación ambiental. Se intentó confiscar libretas de matrimonio bajo amenaza de cuantiosas multas. Una ceremonia fue suspendida por personas que invocan sin reparo la "ley natural" cuando la positiva no basta.

Esta frustración tiene consecuencias que van más allá de herir sentimientos u ofender. Cuando alguien entre en coma, su pareja no podrá ejercer determinados derechos. En caso de morir, no podrá recibir su cuerpo. No habrá licencias laborales para celebrar, ni para cuidar, ni para velar. Cuando un hijo quede a cargo del padre no biológico, éste no podrá repeler los reclamos judiciales de los familiares, y podrá perder hasta el derecho a verlo. Todo ello en defensa de un ideal de familia cuya hegemonía está irremediablemente cuestionada en la práctica social.

La lucha contra la discriminación requiere una reforma legislativa. Los argumentos jurídicos son simples: la "familia" protegida por el bloque constitucional incluye las que le gustan al intérprete y las que no. No se trata de debatir si son posibles otras formas de vida afectiva distintas de la tradicional porque las tenemos delante, existen. Se trata de saber si es posible diseñar un marco legal inclusivo que adapte sus institutos a la realidad.

Un gran número de niños es criado actualmente por gays y lesbianas, ya sea en pareja o solos. Esto es considerado un riesgo para la transmisión de cierta "pureza cultural". Sin embargo no hay evidencia científica de que los progenitores homosexuales se diferencien de los heterosexuales en su capacidad de dar amor, contención y educación, o que sus hijos muestren algún déficit respecto a los niños criados por heterosexuales. Lo que resulta indudable es que si sus progenitores pueden casarse, se verán favorecidos por los beneficios que proporciona el matrimonio y por la ausencia de la estigmatización legal de sus familias. Los heterosexuales no son naturalmente padres abnegados. Es elemental la existencia de un genuino deseo para ser padres. Esta voluntad pese a tanta adversidad y prejuicio se muestra como la contracara del abandono.

La idea de establecer un sistema de "unión civil" no resulta suficiente. Parece desconocer que, históricamente, el concepto de "iguales pero separados" ha servido para camuflar el repudio hacia grupos excluidos. El mantenimiento de un régimen exclusivo para parejas heterosexuales refuerza la estigmatización y es demostrativa del desprecio a las diferentes formas de sexualidad. Sugiere que el compromiso es inferior y que no merece los derechos que otorga el matrimonio. Nuestro marco constitucional otorga derechos que van más allá de la mera privacidad, como el derecho de las personas a ser tratadas dignamente.

Que el Congreso de la Nación tome la iniciativa en la lucha contra la discriminación y apruebe esta reforma, importaría generar un marco legal que fomente la libertad y el autogobierno bajo condiciones de igualdad. Decir que se está a favor del matrimonio gay no es un ataque ni una defensa de la institución. Admitirlo es la manera de asegurar que quienes así lo quieran puedan acceder a ese derecho, e importará contrarrestar los fuertes discursos homofóbicos que aún persisten en nuestra sociedad.

Ya que tanto se ha discutido últimamente sobre etimologías, permítaseme sumar una más. El civismo (del latín civis ) se refiere a las pautas mínimas de comportamiento social que nos permiten convivir en colectividad: el respeto hacia el prójimo, el entorno y lo público. En otras palabras, buena educación, urbanidad y cortesía. Sólo de eso se trata.

© LA NACION

La autora es jueza en el fuero contencioso adminstrativo de la ciudad. 

Fin de (e)lección de vida

Fariñas, el opositor cubano con mayor repercusión mediática desde que iniciara una huelga de hambre y sed, decidió culminar con sus medidas de protesta luego de que el gobierno de los hermanos Castro Ruz anunciara que liberará a 52 prisioneros, informó a AFP una dirigente de la disidencia en la isla antillana.

"Fariñas declinó la huelga de hambre y sed desde este momento", declaró a la AFP la opositora Gisela Delgado, tras visitarlo en el hospital de la central ciudad de Santa Clara, donde está internado. Fariñas, en sala de terapia intensiva desde que el 11 de marzo sufrió un shock hipoglucémico, inició su ayuno el 24 de febrero, un día después de que muriera el preso opositor Orlando Zapata tras 85 días de huelga de hambre.

Guillermo Fariñas Hernández (Santa Clara, 3 de enero de 1962) es un psicólogo y periodista  cubano. Es uno de los disidentes cubanos más conocidos, al haber protagonizado hasta veintitrés huelgas de hambre en protesta por el gobierno de Fidel Castro primero, y posteriormente de Raúl Castro, durante cuyos respectivos mandatos ha sido encarcelado tres veces, cumpliendo un total de 11 años en prisión. Entre el 24 de febrero y hoy, 8 de julio de 2010, mantuvo una huelga de hambre como medida de protesta por la muerte -también a causa de una huelga de hambre- de Orlando Zapata, para pedir la liberación de los veintiséis presos políticos enfermos, según sus propias palabras. Fue director de la agencia de noticias Cubanacán Press. 

Los primeros 70 años de El Señor de los Anillos "Ringo" Starr, O.B.E.

ALEXANDER LALUZ  para El Pais

-"Cuando tenía 13 años sólo quería ser baterista"- cuenta Ringo. A los setenta cumplidos ayer y con la herencia Beatle a cuestas, tiene toda la certeza (y las pruebas) de que su sueño juvenil está sobradamente logrado, incluso para batir algún récord.

Ringo Starr (Richard Starkey) es, como lo han anotado varios meticulosos coleccionistas de fechas célebres, el primero de los héroes de los sesenta en llegar al cumpleaños número setenta. Parece un juego de palabras y números, pero así es. Paul McCartney cumplió 68 el viernes 18 de junio y John Lennon cumpliría los 70 en octubre. Fuera de las tiendas beatleras, Dylan es el que está más cerca: tiene desde el 24 de mayo, 69. Y Jagger llegará a los 67 el próximo lunes 26.

Estas cuentas igualmente a Ringo no parecen afectarle mucho. En su cabeza -le confesó recientemente al New York Times- todavía tiene 24. No es pose de "veterano reciclado en adolescente", sino un veterano con todas las de la ley que no tiene prurito de esconder sus energías musicales: sigue -lo ha dicho incontables veces- con las mismas ganas de tocar y componer que antes; tiene un disco recién salido del horno, I not (en el que también colabora McCartney); con este material está de gira por los Estados Unidos comandando la All Starr Band. Vaya menú de cumpleaños.

La fiesta fue en un clásico de la esquina de Broadway y la Séptima Avenida: el Hard Rock Café de Time Square, Nueva York. Pero los homenajes no quedaron en esa conocida sucursal, sino que todos los "boliches" de la cadena mundial se anotaron cada uno a su modo para celebrar el cumpleaños histórico. Y si alguien se perdió alguna de esas fiestas, la alternativa de celebrar con Ringo está en el Museo Metropolitano de la Gran Manzana, donde se está exhibiendo uno de sus tambores. Vale la pena.

El Señor de los anillos

Ringo era y es un tipo discreto, aunque muchos vean lo contrario en la forma que luce su barba o los anillos. Incluso no parece dar con la "pinta" de una estrella descollante del mercado roquero o de las vidrieras de Hollywood. Pero lo es y con el mérito de haber sido una pieza clave para el sonido de Los Beatles.
La vitalidad que hoy demuestra tiene quizás su explicación en una sufrida primera infancia, durante la que pasó mucho tiempo en los hospitales de Liverpool a causa de una peritonitis o de una recurrente pleuresía. Una vida sin vida, que al revertir su signo oscuro quedó iluminada por el oficio de hacer de los sonidos un medio para el descubrimiento: el cambio, en una década que lo reclamaba a gritos.

En enero de este año, este caballero de la Orden del Imperio Británico, baterista, compositor (no hay que olvidar piezas como Octopus`s garden, Don`t pass me by, With a little help from my friends) y vegetariano militante, reunió el material grabado en el estudio y lanzó I not. Para este disco había convocado al veterano Joey Walsh, a Joss Stone y a Paul McCartney. Con su ex compañero de la beatlemanía grabó la canción Peace dream, en la que sobrevuelan Lennon y George Harrison, así como toda la mística en torno a la reivindicación de la paz como valor supremo. Así firmaba, meses antes de este cumpleaños número 70, el manifiesto de su convencida vocación musical. Y ahora después de la fiesta, los homenajes, sigue con ella lo más campante...

La cena está servida, Dr. Lecter.


Pese a Pedro Bordaberry y a Ope Pasquet...

...El Dr. Francisco Pírez, egresado de la Facultad de Derecho, quien vivió su infancia y adolescencia en un hogar del INAME (hoy INAU), representará a Uruguay ante la Organización Mundial del Comercio (OMC)

Tras haberse recibido de abogado en la UCU, el Dr. Pírez pasó a trabajar durante tres años en el prestigioso Estudio Jurídico Ferrere. En 2009 viajó a Arizona (EE.UU.) en donde obtuvo una Maestría en Comercio Exterior en la Universidad de Tucson y, además, perfeccionó inglés. Cuando evaluaba la posibilidad de volver a Estados Unidos ante una propuesta laboral, recibió una llamada del entonces Subsecretario de Industria, Edgardo Ortuño, quien le pidió su curriculum. Al mes, el Dr. Pírez recibió una llamada del Canciller Luis Almagro quien lo convocó a una reunión. Luego de conocerlo, el pasado 12 de abril el Ministro de Relaciones Exteriores firmó la resolución nombrándolo como jefe de la delegación de Uruguay ante la OMC para posteriormente designarlo embajador del Servicio Diplomático.

Es así que el Dr. Francisco Pírez representará a Uruguay en ese organismo internacional cuya sede central se encuentra en Ginebra (Suiza)

¿No habrá un poquito de racismo?


"Las venias para Rosario Portell como embajadora en China y Francisco Pírez en la OMC también generaron reparos. En el segundo caso, los colorados no votaron la venia debido a su falta de experiencia (¿?) Pírez es un abogado afrodescendiente de 30 años que vivió su niñez y adolescencia en hogares del Iname. En el caso de Portell, se abrió "una carta de crédito" pero se marcaron las dudas, entre otras cosas por denuncias en su contra en la Expo Zaragoza".
El País Digital

Francisco Pírez tiene el enorme mérito de haber trascendido a ese depósito de niños y adolescentes que hoy es INAU como antes fue INAME, Consejo del Niño y antes aún Asilo de Expósitos. Es decir, salió de un organismo que ampara (¿?) a niños abandonados por sus padres, separados de ellos por razones "de seguridad" o internados para corregirse -esbozo una involuntaria sonrisa, porque este asunto es triste- de ser problemáticos o infractores, un eufemismo para decir que son menores delincuentes.

Pírez no sólo superó ese handicap, sino que estudió al punto de recibirse de abogado en la Universidad de la República, donde se cree que las cosas son gratuitas pero cómo cuestan a quienes no tienen papis y mamis con haberes... Pero abogado y todo, ejemplo de trabajo y estudio en ese ambiente donde es más común ser abatido de un balazo en un asalto o asesinar a sangre fría durante un copamiento, Pírez tiene la contra de ser negro en este país donde decimos a los gritos que no somos racistas, pero si le preguntamos a alguien qué diría si su hija le presenta un novio negro hace gárgaras y pucheretes antes de decir "bueno, tendría que contestarlo en ese momento, ahora no sé. Pero mira que yo tengo la mejor onda: voy siempre a las Llamadas, y le doy la mano a Kanela"...

Los colorados, quizá por aquello de que en el siglo XIX también eran conocidos como "candomberos", tuvieron la posibilidad de dar una nueva oportunidad a este gran trabajador que es Francisco Pírez, pero lo desaprovecharon. Eso sí, porque carece de experiencia, no porque su color hubiera debido hacer pensar a los que lo recibieran como embajador que en Uruguay hay mucho negro... y que no sólo son porteros de banco o de edificio, o soldados, o peones de estancia. Vaya por dios, a los afroorientales les ha dado por estudiar en la Universidad, adónde hemos llegado!

Claro, si aquí todos
acabamos de bajar de un barco europeo y a los indios por suerte los mató alevosamente Bernie Rivera, el hermano del traidor contumaz a la orientalidad que fundó el Partido Colorado.

Aguante, Pancho Pírez. Habrá justicia para todos.

Mirá vo: los barra K escriben en un blog y declaran quién los banca y a qué aspiran...

Acaba de terminar argentina mejico y los vagos compraron un tinto sudafricano que te mata. Nos tuvimos que escapar del ortiba que nos pusieron de cuidador, porque Marcelito Mallo tenía todo armado cuando llegamos. Los del gobierno hicieron un planteo ofensivo como el del diego y llenaron esto de punteros. Los puntas nos acomodaron en un hotel berreta, nos dan mapas, recorridos, sabemos donde tenemos que ir a hacer quilombo, donde está la televisión haciendo notas, las banderas que tenemos que llevar, y nos vigilan. Nosotros vinimos a laburar y no nos dejan joder mucho, asi que nos escapamos. Algunos gatos no se la bancaron y se volvieron. Otros fueron perseguidos por la yuta, porque este es un pais atrasado que echa a los barras bravas, no es como la argentina que está haciendo nestor. Era hora de que un político se avivara y se diera cuenta de que podemos trabajar todos juntos. Ahora estamos en África poniéndole el hombro al operativo balcón. Barras bravas unidas es una barra quilombera, y no vamos a dejar de alentar hasta llevar a maradona a la rosada.

Vamos a salir campeones y vamos a hacer que el diego se abrace con Kirchner en el balcón. La sociedad va a dejar de mirar mal al hincha, y nos van a dar unos ministerios.

Quiero dedicarle esta alegría a todos los que fueron deportados y no pudieron vivir esto con nosotros. Ahora empezó el verdadero mundial viejo y estamos un poco mas cerca de llevarle la selección a K.

No quiero olvidarme de mandarle un abrazo al loco zeta que esta pasando un mal momento en argentina. Aguanta loco que Kirchner es un groso y nos está mandando para arriba. Aguante barras bravas unidas.

Publicado por la barra de los k en 11:16

Etiquetas: Sudáfrica 2010 

Poema tsótsil

El indio no es el que mira usted
en el catálogo de turismo,
cargando bultos
o llevándole comida a la mesa.

Tampoco el que ve desde la ventanilla
y pide monedas haciendo malabares,
ni el que habla una lengua muy otra
y resiste fríos nocturnos.

No, el indio está adentro,
y a veces se le sale, acéptelo,
aunque lo entierre en apellidos,
aunque lo socave bien
y niegue su manchita de infancia,
ahí está, acéptelo.

Y si aparece esa agua rancia, voraz,
el aguardiente que inflama,
ya verá que le sale,
el indio empuja con su fuerza de siglos,
emerge ardoroso y se le sale
con lo guardado,
con lo que dura doliendo.

No, no es otro,
el indio soy yo: a ver,
repita conmigo...

                            Alan Mills (Guatemala, Guatemala, 1979)

Poeta, ensayista y traductor. Ha publicado Los nombres ocultos (2002), Marca de agua (2005), Poemas sensibles, y Síncopes (Literal/Limón partido, 2007). Dirige la revista web de poéticas latinoamericanas Rusticatio. 

El caso Noble, según la revista Time: Argentina acosa a una madre de alto perfil


La revista estadounidense relata la causa que investiga la identidad de los hijos adoptivos de la directora del Grupo Clarín en un artículo titulado "Escándalo de adopción: Argentina acosa a una madre de alto perfil."

"Esta es la historia de la enemistad de tres mujeres: la primera es tal vez la más rica en la Argentina; la segunda es la Presidenta del país; la tercera, la abuela que busca a los hijos de desaparecidos".

Como si fuera un cuento, la revista estadounidense Time relata el caso de los hijos de Ernestina Herrera de Noble en el artículo "Escándalo de adopción: Argentina acosa a una madre de alto perfil", publicado hoy. Lejos de la ficción, la extensa nota explica que "el objeto de la contienda son dos chicos adoptados, un hermano y una hermana que esperan heredar una inmensa fortuna -o verla encogerse si sus genes traicionan un pasado que puede ayudar dramáticamente a disminuir el imperio de negocios de su madre-".

En el relato, el corresponsal de la revista en Buenos Aires afirma que se estima que Ernestina Herrera de Noble posee alrededor de mil millones de dólares, y que "Marcela y Felipe son sus únicos herederos". Luego de asegurar que "Clarín ha sido un duro crítico del gobierno de Cristina Kirchner, sobre todo por denuncias de corrupción", marca como punto de quiebre en la relación la caricatura de Sabat (Hermenegildo) publicada en Clarín en 2008, en la que la Presidenta aparecía con una cruz en su boca. "Aludiendo a la traumática dictadura argentina, [Cristina Kirchner] se lamentó de ese ´mensaje mafioso´ de los ´generales mediáticos´ que "planeaban su destitución", explica. También con términos belicosos, cuenta que, como respuesta, el Gobierno envió "un ejército de 200 inspectores de impuestos a las oficinas de Clarín para que inspeccionen las cuentas". Remarca que, no obstante, "no se encontraron irregularidades". También hace mención a la ley de medios, calificada como "una ley de monopolio para quebrantar el conglomerado de cable y televisión de Noble", que el oficialismo aprobó cuando aún tenía mayoría en el Congreso.
"Si Marcela y Felipe son de hecho descendientes de los prisioneros de la dictadura, y si los enemigos de Noble pueden probar con evidencias que ella sabía que ellos nacieron en los centros, entonces ella puede ser culpada con lo que la ley argentina llama ´crímenes de lesa humanidad´", indica. También nombra a Papel Prensa como otra de las armas de la Casa Rosada para "romper el imperio de Noble". El artículo destaca que "el problema es que Marcela y Felipe dieron su ADN ya tres veces", y le da especial hincapié al "humillante procedimiento policial" del 28 de mayo último: "Después de la primera vez en diciembre, expertos confiscaron cepillos de dientes y otros materiales de sus casas, y, más dramáticamente, el 28 de mayo, después de que la policía los persiguió hasta su casa tras una declaración ante la Justicia. Ese día, oficiales con una orden judicial allanaron la casa de su madre en San Isidro y obligaron a Marcela y Felipe a desnudarse y entregar su ropa incluyendo la ropa interior, que fueron secuestrados para obtener muestras de ADN", precisa.

A falta de un final para la historia, el artículo concluye: "Marcela y Felipe, sin embargo, no sólo se enfrentan a la posibilidad de renunciar a la mujer a la que siempre llamaron ´madre´, sino que también complicarían la política de su patria".