Karamba...

La fortuna de la presidenta argentina Cristina Fernández y su esposo y antecesor Néstor Kirchner, creció el 158 por ciento en 2008 -hasta unos 12,1 millones de dólares- según la declaración jurada del matrimonio que publica hoy la prensa de Buenos Aires.

El aumento del patrimonio neto de Fernández y Kirchner responde entre otros factores, a ganancias en la venta de 16 inmuebles en Santa Cruz, la provincia natal del ex presidente, por un precio total de 3,8 millones de dólares.

Durante el año pasado los depósitos bancarios del matrimonio se triplicaron, hasta alcanzar los 8,4 millones de dólares, según una declaración patrimonial presentada a comienzos de mes en la Oficina Anticorrupción y que publican los diarios La Nación y Crítica.

De acuerdo con ese documento, el patrimonio de los Kirchner se compone de 28 bienes inmuebles por valor de 3,8 millones de dólares, cuatro empresas por 4,8 millones de dólares, depósitos bancarios por 8,4 millones de dólares y 6.578 dólares en efectivo.

Fernández y su esposo son acreedores de un monto por unos 99.220 dólares y adeudan unos cinco millones de dólares.

El año pasado, Kirchner y su esposa crearon dos empresas con las que expandieron sus negocios hoteleros en la villa de El Calafate, vecina al Parque Nacional Los Glaciares, uno de los principales centros turísticos de la Patagonia argentina, donde el matrimonio tiene una casa y un hotel.

En enero de 2008, el matrimonio presidencial vendió en 1,65 millones de dólares un terreno de 20.095 metros cuadrados que había comprado dos años antes en El Calafate por unos 34.750 dólares, destacó La Nación.

Desde hace más de un año, hay una denuncia penal contra Kirchner por presuntos ilícitos en la compra a precio vil de terrenos públicos en El Calafate iniciada por el abogado Álvaro de Lamadrid y que tiene como fiscal a Natalia Mercado, una de las sobrinas del matrimonio presidencial, hija de la hermanísima Alicia.

De Lamadrid se ha quejado de que esta causa está paralizada por la inacción de Mercado a quien estudia denunciar por el delito de "prevaricación" (denegación o retardo de justicia)

La Nación subrayó que la fortuna del matrimonio presidencial se multiplicó por seis desde 2003, cuando Kirchner asumió la jefatura del Estado y junto a su esposa había declarado un patrimonio neto por 1,8 millones de dólares.

A su vez, Crítica puso de relieve que un juez federal de Buenos Aires archivó el año pasado por "inexistencia de delito" una denuncia penal contra Fernández y su esposo por presunto enriquecimiento ilícito.

Aquí en Uruguay también tuvimos un presidente que a comienzos de su mandato tenía una casa modesta en Pocitos, un autito y un campo chico del que aseguraba haber vivido durante la dictadura. Cinco años después, por la magia del glamour presidencial -y las jugosas coimisiones de la venta de bancos a falsos magnates argelinos o los sellitos termograbados de los cristales de automóviles entre otras cosillas, según la envidiosa maledicencia de los orientales- compró una mansión en Carrasco y mejoró su situación patrimonial a ojos vistas aunque aduciendo que dichas mejoras se debían a la muerte del suegro del que nadie suponía que fuese tan rico... Pero cuidado, que en octubre va por más.