Un patético grupete de cobardes embozados al mando de la veterana Irma Leites ha gritado las consabidas consignas de los sesenta frente a Suárez: "Yankees, go home". La policía los apartó con buenos modos pese a los insultos de la líder quiebravidrieras.
El inteligente y su lorito encarnado, Dr. Evil y Mini Me


Irma Leites
dijo a Montevideo Portal que la policía "no sólo hizo un despliegue armamentista digno de una persona pro yankee como es Uribe", sino que "no nos permitieron estar en la entrada de la Residencia de Suárez. La policía nos corrió y nos empujaron para atrás a los manifestantes que estábamos allí".

La integrante de Plenaria Memoria y Justicia agregó que "hubo francotiradores apostados adentro de Suárez. En los techos se pueden ver, y espero que haya registros de la prensa. Han traído varios grupos de GEO, una medida exagerada que supera varias veces a los pocos manifestantes que estábamos allí".

Sobre el encuentro entre Vázquez y Uribe, Leites opinó que es "absolutamente repudiable. Tabaré no tendría que haberlo recibido. Muchos menos en secreto (?) para hablar no sabemos qué cosas. Después de la boca para afuera dicen que repudian las bases yankees en Colombia, pero es una mentira y no se puede hablar de un Nunca Más sino se desmantelan los aparatos represivos y muchos menos instalando siete bases estadounidenses en el territorio colombiano"

Está previsto que en la reunión con Tabaré Vázquez se aborde el acuerdo que Colombia estudia firmar con Estados Unidos y que contempla el despliegue de tropas estadounidenses en siete bases militares en territorio colombiano.


A ver, Irma Leites: a usted no la dejaron apostarse en la entrada de la residencia presidencial porque es una indeseable. A los suyos menos, porque van a todos lados a distorsionar con la cara tapada. Si hacen las cosas bien y dentro de la ley, ¿por qué usan pasamontañas y chales palestinos para ocultar la cara? Usted y su patético grupete de matones de quinta son necios, atrasados y cobardes. Usted es una pobre mujer que no sabe cómo hacer para obtener notoriedad, aferrada a los años sesenta. Si tienen coraje, ¿por qué no se juegan a cara destapada? Porque son agitadores simplemente y nadie les da importancia. Los ex tupamaros que están candidateándose para las próximas elecciones han revisado y flexibilizado sus opiniones y estrategias conforme a los tiempos. Nada permanece inmutable, Leites, excepto su estupidez. En Venezuela hay lugar para usted y sus doce apóstoles del evangelio maoista: pueden unirse desde allí a las FARC con la bendición del Mini Me del Dr. Castro.