Sábado de gloria: a la mañana, en el FAC


El título viene a cuento porque el sábado 5 -día complicado con tanto para hacer- fuimos al FACMVD a ver la proyección restituta de "El gabinete del Dr. Caligari".
La curatura y el modelo de anfitriona, Ángela López Ruiz, que dispuso una mesa de apetizers con vino aunque era un poco temprano. Confieso que vi a la inefable Maggie Whyte dar buena cuenta de la gentil ambrosía de Dionysos...

"El gabinete..." es un clásico del cine expresionista que vale la pena ver una y otra vez aunque resulte hoy tan naïf, comparado con lo que muestra la televisión -que nos ha acostumbrado a la técnica más actualizada para exhibir productos de dudosa calidad- y el cine contemporáneo que acude abusivamente a la computarización de la imagen. Este es un film de 1919 y totalmente moderno para ese entonces. La copia original fue recuperada y procesada en Montevideo, lo que significa un considerable esfuerzo ya que la cultura aquí carece de apoyos...
Copio y pego conceptos vertidos por Juan José Mugni como introducción al festín:

"Este film emblemático circuló durante muchos años en una copia blanco y negro, ya que se consideraba perdida la versión original coloreada del momento de su estreno, pero sucedió que en el Archivo Nacional de la Imagen del SODRE existia una copia nitrato original con sus virados (o coloreados originales) y conservaba los diseños también primigenios de sus intertítulos, los que permitieron la reconstruccion final del filme tal como hoy se puede ver. "

Lo dicho: un sábado a toda fiesta.

El edificio donde está ubicado el FAC es un espectáculo aparte, frente al puerto montevideano y con una azotea maravillosa que debe haber sido testigo del movimiento de otros tiempos de la zona tan venida a menos. Fungiendo de cicerone aunque había cantidad de gente para recibir y atender, Guillermo Zabaleta nos mostró la casona con sus talleres y laboratorios.

Señores gobernantes del país y de la ciudad: hay que apoyar a esta fundación que trabaja con tan exiguos medios para la cultura de Uruguay. Quien quiere, puede.