¡Pobre Patricia Janiot!


El domingo pasado hubo elecciones estaduales en la República Bolivariana de Venezuela, donde con masiva presencia electoral se eligieron autoridades. El candidato a presidente vitalicio hizo una lectura muy particular y propia de los resultados en los que utilizó cuarenta minutos por reloj para responder una simple pregunta a Patricia Janiot de la cadena CNN durante la conferencia de prensa, seguro que iba "en vivo" a las pantallas de todo el mundo... 
Mientras tanto, el precio del barril de crudo sigue bajando. 

Giro político / Se recorta el poder de Hugo Chávez

La oposición gana terreno en Venezuela

Pese al triunfo oficialista en 17 de los 22 estados en juego, el chavismo perdió en cinco de las gobernaciones más ricas y pobladas.

La oposición gana terreno en Venezuela
El festejo de la oposición en la ciudad de Maracaibo Foto: AP

CARACAS.- A casi un año de su primera derrota en las urnas, el presidente Hugo Chávez sufrió un triunfo agridulce en los comicios regionales celebrados anteayer en Venezuela, en los que la oposición logró un fuerte avance y ganó en los estados más poblados y ricos del país.

Pese a que el oficialismo triunfó en 17 de los 22 estados en disputa, la oposición se alzó con cinco gobernaciones, que juntas concentran el 70% de la actividad económica nacional, y con la alcaldía de Caracas, cuyo intendente ocupa el segundo cargo político más influyente en Venezuela después del presidente.

Gracias a estos triunfos, el 45% de los 28 millones de venezolanos serán gobernados a nivel regional por la envalentonada oposición, que proclamó sus victorias como un sólido rechazo al proyecto socialista que impulsa Chávez, cuyo mandato finalizará en 2013.

"El mapa político de Venezuela ha comenzado a cambiar", resumió Manuel Rosales, gobernador saliente del estado petrolero de Zulia, que se consolidó como bastión opositor pese a la intensa campaña que Chávez desplegó en esa región.

Contabilizado un 95,6% de las mesas, el Consejo Nacional Electoral (CNE) informó ayer que los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), fundado por Chávez en diciembre de 2006 para aglutinar a sus seguidores, ganaron en 17 estados, casi todos con baja densidad poblacional y con una base agropecuaria, mientras que la oposición le arrebató al oficialismo las gobernaciones de Miranda, el industrial Carabobo y el fronterizo Táchira y conservó las de Zulia y Nueva Esparta.

La gran sorpresa de la noche electoral, sin embargo, fue el triunfo del candidato opositor Antonio Ledezma en la alcaldía de Caracas frente a Aristóbulo Istúriz, una de las figuras más emblemáticas y populares del PSUV, por siete puntos porcentuales (52% contra 45%).

El oficialismo también sufrió un revés contundente en el populoso y rico estado de Miranda, cuyo gobernador Diosdado Cabello, considerado la mano derecha de Chávez, fue derrotado por el opositor Henrique Capriles por 52,5 contra 46,6% de los votos.

Estos triunfos suponen un claro avance de la oposición -que en los comicios de 2004 sólo había cosechado dos estados-, con la que Chávez deberá, a partir de ahora, empezar a dialogar. El mandatario además, que había sugerido que dependiendo de los resultados podría volver a proponer la reelección presidencial ilimitada, deberá también reconsiderar esa propuesta que fue rechazada dentro de un proyecto de reforma constitucional sometido a referéndum en diciembre de 2007.

Los grandes derrotados de la jornada, en tanto, fueron los disidentes del chavismo, los partidos Podemos y Patria Para Todos (PPT), que no ganaron ninguna de las cuatro gobernaciones en las que se postularon por su cuenta luego de distanciarse del PSUV.

Según los analistas, el alto costo de vida, con una inflación galopante que ronda el 25%, la gran inseguridad, el enorme déficit habitacional y las carencias del Estado para dar servicios básicos son algunos de los motivos que explican los resultados de los comicios.

Una "gran victoria"

Pese a que durante la campaña había advertido que consideraría una derrota "perder por lo menos tres gobernaciones", Chávez se felicitó anteanoche por la "gran victoria" de su partido, que, según dijo, ratificó el camino de la "construcción del socialismo".

"Es una gran victoria del PSUV, que ratifica el camino de la construcción del socialismo, y nosotros nos encargaremos de profundizarlo y extenderlo. El pueblo me está indicando: «Chávez, sigue por el mismo camino, el del socialismo bolivariano, la revolución bolivariana»", declaró el mandatario que recorrió frenéticamente el país haciendo campaña para apoyar a sus candidatos y convirtió las elecciones en un plebiscito sobre su gestión, al afirmar que lo que se dirimía en los comicios era el futuro de su "revolución socialista".

Chávez, en el poder desde 1998, se congratuló, además, del histórico nivel de participación, que superó el 65% del electorado, todo un récord para unos comicios regionales en Venezuela, y felicitó a la oposición por sus victorias.

"Quiero felicitar a los triunfadores de los partidos de la oposición. Yo reconozco su victoria y les hago un llamado al más alto compromiso democrático. Ojalá gobiernen con honestidad, respeto al gobierno nacional y a las instituciones", pidió Chávez, que durante la campaña había amenazado con sacar los tanques a la calle si los opositores obtenían gobiernos clave como Miranda, Zulia o Táchira.

Los candidatos ganadores de la oposición por su parte expresaron su disposición a trabajar con el gobierno y afirmaron que las acusaciones lanzadas durante la campaña son parte del pasado.

"Nuestro llamado al gobierno nacional, vamos a trabajar con mucho optimismo y con mucha vocación. Quiero felicitar a todos los alcaldes que resultaron elegidos, sin importar su tendencia política", afirmó el gobernador electo del estado central de Miranda, Henrique Capriles.

Agencias AP, AFP, DPA, EFE y Reuters