Sembrar para cosechar


Kó sí èyí ti yóò móo jeun No existe nadie que coma (esté vivo)

Tàbí yóò móo se igúnwà ti kó o que esté instalado com realeza (dignidad en su vida)

Ni fi ti èsù síwájú. que no haya recurrido a Èsù primero (propiciándolo)