Confuso suicidio


José "Peluca" Valdés se disparó un tiro en la sien en la madrugada de ayer. El líder "plancha" había organizado en la víspera un acto político de apoyo a Luis Hierro López, del Partido Colorado en el que militaba. Desde el 29 de setiembre de 2007 la figura de Valdés se hizo costumbre en los noticieros orientales: había fundado el movimiento plancha que nuclea marginados de todo tipo -clasificadores, travestís, drogadictos en proceso de cura, cumbiavilleros, ex presidiarios y un largo etcétera de personas cuyo ingreso a los partidos políticos por la puerta principal de sus sedes hubiera sido impensable unos pocos años atrás- El Partido Colorado, que sufrió la peor derrota electoral de toda su historia en los últimos comicios alcanzando apenas un exiguo 8% del total de sufragios, apostaba con la incorporación del extinto líder a una renovación "populista" que le permitiera recuperar votos provinientes de las clases sociales más desposeídas, captadas casi masivamente en las últimas elecciones por el MPP de la coalición de gobierno.

Valdés tenía apenas treinta y seis años, cuatro hijos y había "zafado" de la pasta base, del choreo y de la indiferencia. Lo que le sucedió en realidad para que tomase la decisión de ultimarse es aún un misterio, pero es posible que no haya podido resistir a la presión de sus patrocinadores políticos para la que no estaba preparado.

Peluca: nunca te hubiera votado, pero me conmueve tu fugaz aparición en la escena política y sobre todo tu muerte prematura. Que descanses en paz.