Pinturas "olvidadas" salen a luz. Deterioradas, of course.

El hallazgo ocurrió mientras el Museo Nacional de Artes Visuales se preparaba para el Día del Patrimonio. De pronto un empleado de la institución comentó que en un entrepiso, donde hace muchos años se había hecho una reforma habían quedado obras de arte de grandes proporciones que no podían salir de donde estaban depositadas puesto que solamente había un hueco de pequeñas proporciones en la pared.

La directora Jacqueline Lacasa hizo agrandar el boquete del muro y así salieron a la luz un conjunto de pinturas que, si bien figuraban en el inventario, hacía muchos años que no eran exhibidas y estaban deterioradas. Entre ellas figuraban pinturas de grandes dimensiones, firmadas por Petrona Viera y por Guillermo Laborde. Se trata de pinturas sobre tela, de rollos de cuatro metros de largo.

"Son obras muy valiosas y presentan un estado de deterioro importante -dijo a El País Lacasa-, pero ya nos pusimos en contacto con el presidente de la comisión de patrimonio, William Rey, quien adelantó que las pinturas se pueden rescatar. Esta situación tiene que servir también como un desafío, para que estas cosas no vuelvan a pasar más".

Otras obras halladas no son de firmas tan ilustres, aunque como señaló la directora "más allá de la autoría, todas implican estéticas y tienen que ver con la historia del museo". Consultada sobre el estado general del museo y sus obras, Lacasa fue clara: "No hay habilitación de bomberos ni alarmas y somos 15 funcionarios, más cinco serenos, para los 2.500 metros cuadrados del museo, con más de cuatro mil obras de arte."