Un despliegue de maldad insolvente


Tras haber sido procesado por insolvencia societaria fraudulenta, el banquero Juan Peirano Basso sería condenado a cinco años de cárcel, dos de los cuales ya cumplió en Estados Unidos. Peirano ya fue trasladado al Comcar. El fallo de la Justicia.
Un despliegue de maldad insolvente

galeria de imagenes
Tras el procesamiento de ayer, Juan Peirano Basso podría pasar unos tres años en la cárcel, según Telemundo 12, que informa que el banquero será condenado a cinco años de cárcel, dos de los cuales ya cumplió. Peirano Basso fue trasladado hoy a las 8 de la mañana al módulo 6 del Comcar, según reveló una fuente de Cárcel Central al programa "De 8 a 10", de Radio Uruguay. No tendrá "ninguna medida especial de seguridad", de acuerdo a las declaraciones de la ministra Daisy Tourné que recoge La República.

En horas de la tarde de ayer, la fiscal Raquel González Tornaría pidió el procesamiento con prisión de Juan Peirano por el delito de “Insolvencia Societaria Fraudulenta”, previsto en el artículo 5 de la ley 14.095 y que tiene una pena prevista de 1 a 10 años. Horas más tarde, la jueza Graciela Gatti resolvió hacer lugar al pedido de la fiscal, reconociendo a Juan Peirano como la cabeza del grupo familiar: "Documentación y declaraciones de testigos muestran que existía un acuerdo en el grupo familiar por el que Juan Peirano Basso era de hecho quien presidía el grupo, tomaba las decisiones más importantes y delineaba las políticas financieras que se adoptaban", afirma el fallo. La única pregunta que Juan Peirano respondió en la indagatoria del miércoles fue sobre su participación en el Grupo empresarial, reconociendo abiertamente la dirección del grupo. También se lo identifica como el responsable del Banco Montevideo, pese a haber renunciado a principios de 2001.

“El 28 de febrero de 2001 se apersona a mi oficina el Doctor Juan Peirano, con todos los documentos para firmar un crédito a la empresa Ahold Investment por 7.800.000 de dólares…”(…) “Las cosas que se hacían eran las que el Doctor Juan Peirano quería”, declaró ante la jueza el ex director del Banco de Montevideo, Marcelo Guadalupe.

En su resolución, Gatti hizo un breve resumen sobre la situación financiera de las empresas del banquero: "Desde febrero de 2001 comenzó a vislumbrarse la existencia de retiros importantes de los Bancos por parte de ciudadanos argentinos. A fines de 2001 la crisis económica financiera que se desató en Argentina se extendió a la región y afectó severamente al Grupo Peirano, ya que sus clientes, (depositantes y/o inversores) comenzaron a retirar sus dineros, tanto del Banco Velox (Argentina) como del TCB (Gran Caimán) En febrero de 2002 se rompió la cadena de pagos de TCB y en ese periodo el BCU detectó la disminución del capital del Banco Montevideo ya que este comenzó a prestar mayor asistencia a empresas financieras del grupo", agregó.

La magistrada también se refirió al hecho de que el Banco Central realizó intimaciones al Banco de Montevideo que la identidad financiera no cumplió, en materia de recapitalización del Banco de Montevideo.

En cuanto a lo argumentado por el abogado de Juan Peirano, Daniel Sellanes, sobre el corto plazo que da la constitución (48hs) para organizar la defensa, la jueza Gatti destacó que son las mismas acusaciones que se presentaron para el pedido de extradición desde Estados Unidos.

"Los hechos atribuidos por la Sra. Fiscal en su requisitoria y considerados por la sede en esta resolución, coinciden con los ya planteados en el exhorto librado a las Autoridades Jurisdiccionales de los Estados Unidos de América en el pedido de extradición del indagado, por lo que éste conoce tales hechos desde hace más de dos años y tuvo todo ese tiempo para evaluar los mismos y en su caso organizar, aunque más no fuera hipotéticamente, su Defensa", señaló la jueza.

Tras conocerse el fallo, Montevideo Portal habló con la representante del grupo de los ahorristas, Alicia Barbani, quien expresó su alegría por el procesamiento de Peirano pero advirtió la necesidad de identificar responsabilidades en el seno del Estado.

"Este es un paso importante porque él fue el ideólogo de la estafa, pero el camino nuestro no está terminado; falta la devolución de nuestros ahorros y saber que acá hubo una responsabilidad por parte de las autoridades uruguayas, porque si ellos hicieron esto fue por fallo en los controles", afirmó Barbani. Al ser consultada sobre cuales eran los mecanismos para que el Estado asumiera la responsabilidad que le adjudica la escribana respondió: "Estamos apelando a la voluntad legislativa o a la voluntad de un Estado que tiene las armas legales suficientes para poner fin a esta agonía que llevamos hace seis años". Barbani destacó que la principal arma del grupo de ahorristas perjudicados fue la denuncia presentada ante la Organización de Estados Americanos y señaló los diferentes discursos manejados por el Poder Legislativo y la Justicia. "Si los están procesando es porque indudablemente hay un hecho delictivo, comprobado. ¿Cómo es posible que nuestros legisladores digan que no tenemos derechos? Los Peirano, ¿Por qué fueron presos si no hubo fraude?", cuestionó.

La jueza Graciela Gatti pidió pericias económicas para conocer la gestión del Banco de Montevideo y aclaró en una improvisada conferencia de prensa en la puerta del juzgado que el proceso recién comienza, abriéndose el período de presentación de pruebas.

La hora de la visita

Antes de conocerse el procesamiento, sus hermanos Jorge y Dante Peirano fueron a visitar por segunda vez a Juan Peirano durante su reclusión en dependencias de INTERPOL. En conversación con Canal 4, Jorge Peirano negó las versiones que indican que él y su hermano están involucrados en negocios financieros a través de testaferros y aseguró que "se están reinsertando poco a poco". Dante y Jorge Peirano llevaron a su hermano Juan un libro sobre la vida del candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos Barack Obama.

Montevideo Portal