Y sigue la Ley del Talión...

Insólito: aunque no parezca, es actual.

"Nasralá es una rata de alcantarilla que debe seguir cavando su agujero. Israel debe asegurarse de que no vea la luz del día" dijo el ministro de Vivienda israelí, Zeev Boim, refiriéndose al líder chiita libanés Hasán Nasralá después de que anunciase que su grupo tenía "cabezas, manos, pies" de soldados israelíes.

"No entiendo por qué sigue respirando. Deberíamos haberlo liquidado hace tiempo. No es demasiado tarde para hacerlo" dijo a su vez el ministro de Asuntos Religiosos israelí, Yitzhak Cohen, también sobre Nasralá.

EFE