Edoardo de Filippo y su heroína Filomena Marturano

En los años 40 surge en Italia un gran comediógrafo, Edoardo de Filippo, procedente de una familia actores. Él mismo fue actor, director y sobre todo autor de comedias con ambiente napolitano, pero que triunfaron en los escenarios de todo el mundo. Obras de tanto éxito como: “Nápoles millonaria”, “Esos fantasmas”, “Sábado, domingo y lunes” y sobre todo “Filomena Marturano”, estrenada en 1946 y que ha recorrido los escenarios del mundo entero con miles de representaciones.


En ella encontramos elementos del melodrama con tipos humanos populares en un ambiente tierno, entrañable y familiar. Cuenta la historia de una ex-prostituta mantenida por Domenico, quien después de veinticinco años de relación decide casarse con una chica joven. Pero él no cuenta con lareacción de Filomena, que se convierte en el sutil instrumento de un histórico desquite de la mujer contra el hombre. Resumiendo, Filomena es una divertida y emocionante reflexión sobre el matrimonio y la maternidad, el amor y la costumbre. La protagonista no reivindica para ella el derecho de poseer sus propios hijos, sino el derecho de los hijos a pertenecer a una familia. Edoardo de Filippo ganó, entre muchos premios el Feltrinelli di Teatro, considerado algo así como el Oscar italiano.

Estrenada en 1946, fue llevada al cine dos años después con Tittina de Filippo (hermana del autor) en el rol protagónico y con dirección del propio de Filippo. En Montevideo la pieza ha tenido varias versiones, entre ellas una con Blanca Burgueño y Orlando Tocce, que dirigidos por Bruno Musitelli la hicieron en El Tinglado en 1971.

En 1980, Pina Criscuolo y "Pacho" Martínez Mieres con dirección de este último la dieron en el Teatro del Centro Carlos E. Scheck, y en 2000 volvieron sobre esos papeles Nidia Telles y Núbel Espino con dirección de Jorge Curi en el Teatro del Anglo. También la inefable Concepción "China" Zorrilla y Juan Manuel Tenuta la habían hecho en una versión televisiva. En Argentina fue magistralmente representada por María Rosa Gallo en 1987, dirigida por Cecilio Madanes, e incluso hubo una versión que encabezaba Bettiana Blum.

En el cine es muy recordada la versión de Vittorio de Sica (Matrimonio a la italiana), que reunió a Marcello Mastroianni y Sophia Loren en 1964, y en cuyo libreto colaboró el autor. Otras versiones sonadas fueron la que protagonizó Tita Merello con Guillermo Battaglia y la versión inglesa, una puesta sumamente interesante interpretada por la maravillosa Joan Plowright dirigida por Franco Zeffirelli.