Te paso un ashé...


Okra, Quimbombó, Quingombó, Ají turco, Gumbo, Gombo, Algalia, Angelonia, Ocra, Yerba de culebra, Quiabo.

Nombre científico o latino: Hibiscus esculentus o Abelmoschus esculentus
Familia: Malváceas (Malvaceae)

Es una planta anual o bienal, de 0,5-1,5 m de altura, de estación cálida. Hoy en día esta especie crece en forma silvestre en la mayoría de los países de clima cálido y templado cálido, siendo ampliamente cultivada en el Medio Oriente, Asia y África. El órgano de consumo corresponde al fruto cosechado en estado inmaduro, que proviene de un ovario súpero de 5 a 8 carpelos. El fruto de la okra es bastante mucilaginoso o "baboso", lo que provoca desagrado en algunas personas, pero es considerado sagrado por los devotos del orisha africano Shangó.

La única manera de poder vencer Ògún en una lucha cuerpo a cuerpo a la ayàgbà Obá, -una de las esposas de Shangó, la más belicosa- fue proporcionada por el sagrado Oráculo, el Ifá: el orisha guerrero debía ofrendar un guisado de estos frutos en una determinada encrucijada, donde se decidiría la contienda. Fue llevando poco a poco a la diosa invencible hasta el lugar donde estaba dispersa la comida votiva sin que ella, enardecida, lo notase, haciendo que resbalase en el pavimento y cayese, lo que permitió a Ògún montar sobre ella y lograr que se declarase perdedora.

Usos culinarios: La forma principal de consumo de esta hortaliza es cocida, aunque en menor escala se consume cruda en ensaladas o deshidratada. La okra es quien le da el poder pegajoso al famoso plato Gumbo Criollo de Louisiana.

Cocida y aliñada con limón es ingrediente de numerosos guisos. Se puede servir combinada con huevos, papas u otras verduras. Cuando se cocina asada, no desprende el líquido mucilaginoso que suelta al hervirla en agua, y también resulta un plato sencillo de preparar. La okra tiene un sabor especial, parecido a la berenjena. Las vainas inmaduras se utilizan para sopas, enlatados y guisados o como un vegetal muy versátil que se come frito o hervido.

Usos medicinales: Por su riqueza en fibra soluble y mucílagos, ejerce una función balsámica y protectora de la mucosa digestiva. Cuando se toma con fines terapéuticos, conviene tomarla junto con el jugo que desprende durante su cocción. Se recomienda especialmente en caso de afecciones gástricas en general y afecciones de la garganta. Para esto último, se toma el líquido mucilaginoso caliente con el que también pueden hacerse gárgaras.