Con el perfume de las cosas simples y trágicas


Washington "Bocha" Benavides, uno de los poetas orientales más apegado a estas bandas y a sus tradiciones,
ha cumplido 80 años rodeado de su gente y amigos.
Brindo por muchos años más, Bocha, para que continúes siendo un faro de guía
y certezas desde ese tu Tacuarembó que ha dado tantos valores a la patria.
Para ti, una de tus más bellas facturas.

"Dijo el muchacho a la moza:
desde el comienzo te vi;
en el sueño, en la vigilia,
como un jazmín del país.
Perfume de la alta noche,
pequeña flor constelada,
en el patio con aljibe
y en mi corazón, guardada.
Yo me voy con Aparicio,
sé que otra divisa labran
tus manos, y llevarán
los varones de esta casa.
Yo me voy con Aparicio,
pero mírame a la cara,
que lo que voy a decirte
se dice una vez, y basta.
Sólo una cosa podría
detenerme: una palabra.
Di que me quede y me quedo,
jazmín del país, muchacha.
Ella lo miró a los ojos,
pero no le dijo nada,
y nada dijo después,
cuando él cayó con Saravia.
Perfume de la alta noche,
pequeña flor constelada,
en el patio con aljibe
y en mi corazón, guardada".