Camino, caminante, caminar


La única manera de perder, es abandonando. Mientras continúas haciendo el esfuerzo, no has perdido. Todo el mundo sufre contratiempos; sin embargo, los ganadores sufren más contratiempos que el resto de las personas, porque perseveran todo el tiempo que haga falta para finalmente ganar.

¿Nunca te ha parecido que todos los caminos estaban bloqueados, mirases en la dirección en la que mirases? Esos son los momentos en los cuales uno debe ser creativo, volverse más flexible y abrirse a las posibilidades que muy probablemente estén allí, esperando ser descubiertas.

Estando estancado en la rutina como en un callejón sin salida, súbitamente la situación podría dar un vuelco. Y qué gran oportunidad podría significar salir de esa rutina, echar un vistazo a tu alrededor y ver todas las cosas valiosas que te habías estado perdiendo.

Nunca te des por vencido. Aprovecha cada contratiempo y cada decepción como una señal que te empuja hacia adelante con más determinación que antes. Jamás te rindas, y serás siempre un ganador.