"No tengo problema en matarlos a todos"

Casi cuatro horas más tarde, a las 13.58, el piquetero Luis D'Elía difundió un comunicado en el que aseguraba que no había pronunciado nunca la frase y que sus palabras habían sido tergiversadas, por lo que denunció una “operación” en su contra.

“En ningún momento hablé de matar a nadie”, señaló D’Elía en su parte de prensa. Según explicó, sus palabras fueron: “Si ellos pudieran nos matarían a todos nosotros”. Sin identificar a los responsables de la supuesta maniobra, explicó que "la letra “n” de “nos matarían” fue cambiada por la “l” de "los mataría", de manera deliberada”.

LANACION.com se comunicó con Elizabeth de Luca, la periodista que hizo el reportaje. La mujer aseguró que D’Elía no dijo “los mataría” y difundió la desgrabación del diálogo con el piquetero en el que esa frase no aparece así.

“Yo le estoy contestando que tengo un odio visceral por la puta oligarquía que tiene las manos llenas, pero llenas de sangre de pueblo, de sangre de trabajadores, pero nunca tuvieron ningún problema en matarnos masivamente y que siempre nos quieren colocar en el lugar de los violentos”, dice el texto enviado por De Luca.

Más allá de la frase que quedó en medio de la polémica, D´Elía tuvo otras expresiones fuertes.

"Ustedes, el norte de la ciudad, los blancos, aquellos que acumulan y concentran y que matan y que la única bandera que tienen en sus manos es la de su propia rentabilidad, les tengo un odio visceral, sépanlo de mi boca, lo único que me mueve es el odio contra ustedes", se consigna en la desgrabación difundida por la radio FM Reporter 650.

Las declaraciones del piquetero se produjeron pocas horas después de que el piquetero protagonizara un nuevo choque con manifestantes en la Plaza de Mayo, y luego de que el jefe de Gabinete Alberto Fernández justificara sus agresiones.

"Somos inmundicia, escoria. Decía Sarmiento ya en los albores de 1880 que no hay que ahorrar sangre de gauchos, y somos eso: la barbarie, lo que ustedes no quieren", ahondó D´Elía.

El titular de la Federación de Tierras y Vivienda (FTV) y ex funcionario del gobierno de Néstor Kirchner volvió al centro de la escena anteayer, cuando agredió a un manifestante durante una marcha organizada por piqueteros oficialistas para "contrarrestar" la movilización hacia Plaza de Mayo que se generó tras el discurso en el que Cristina Kirchner dedicó durísimas críticas al campo y tensó el conflicto con el sector.