Harry Potter, última entrega


Harry Potter excede el ámbito de la literatura y se ha convertido desde hace algún tiempo ya en un fenómeno cultura que revoluciona cada año a diferentes ciudades del mundo de manera simultánea. Por esa razón, Perfil.com decidió consultar a periodistas que trabajan en suplementos culturales y literarios de los principales diarios argentinos.


Aunque varios se animaron a responder la pregunta "¿Qué opina sobre Harry Potter y la manía por él?", dos referentes prefirieron no abrir la boca, ni escribir sobre el fenómeno que hoy llenará las librerías. Uno alegó "desconocimiento del tema en profundidad", otro simple "desinterés". A continuación el testimonio de quienes se arriesgaron a expresar sus pensamientos sobre el aprendiz de mago y su novela:

Vicente Muleiro (Editor de libros de la revista "Ñ", Clarín)

"Me parece que la Pottermania es algo apoyado por un fenómeno de marketing, que difícilmente tenga un libro infantil escrito por un autor nacional. No hay libro que haya estado inmerso en semejante parafernalia publicitaria. Yo leí el primer libro y no me gustó. Entiendo que a la gente le guste la utilización dramática, pero me parece esencialmente un libro marcado por esta época tan mediática. Es un libro mediático.Ahora, lo que si me interesó es que un libro de estas características pueda molestar a un poder tan troglodita como la iglesia católica, eso si me gustó".

Guillermo Piro (Subeditor de Cultura, Diario Perfil)

"La Pottermanía me parece saludable, sobre todo para los que no somos maníacos, porque a diferencia de la Borges, la Cortázar o la Manuchomanía (si es que alguna vez existió algo semejante) los chicos que leen las novelas de la Rowling saben de que están hablando: la leen".

Mariana Enriquez ( "Radar Libros", Página/12)

"A mi la saga me gusta; me parece que la Pottermania es un fenómeno comercial que excede la literatura y tiene más que ver con el consumo infantojuvenil. En cuanto a la historia me parece que lo que crea la autora es algo digno y sólido, que toma muchas cosas de la literatura anglosajona, desde Dickens hasta el Rey Arturo. Hace algo que en principio es muy sencillo, pero que crece con la escritura. La Pottermanía me parece que es un fenómeno muy contemporáneo, ligado a un cambio radical en el consumo. Los chicos comienzan a tener consumos más relacionados a los adolescentes y la obra creo que está muy pegada a la época. Además hay que tener en cuenta que cuando salió el primer Harry Potter, Amazon -la tienda virtual de libros- recién comenzaba, y la saga de Rowling es la más vendida a través de Internet en la historia. Hay que ver si queda como un fenómeno comercial o como algo icónico, al estilo Tolkien y El Señor de los Anillos. Si sólo queda como algo comercial, sería una pena por los personajes y la dignidad de la historia".

Fernando Fagnani (Director de Edhasa)

"Hay muchas teorías de por qué pegó Harry Potter; en el fondo lo que tiene esencialmente son buenos personajes y un niño indefenso al que se pide todo el tiempo que sea un adulto. También hay un tema de disfrute: los libros se disfrutan. Pero yo creo que sobre todo es una historia de aventuras con buenas prosas, bien tramada. Literariamente está por encima de cualquier libro".