Marcela Gayoso, bailarina y coreógrafa


...nos habla acerca de la danza.


Una característica de las danzas de origen afro
Las diferentes formas en las que se expresa la cultura siempre hablan del grupo del cual provienen. Por ejemplo, dentro de la visión occidental la cultura tiende a fragmentarse: nuestro "orden mental" nos pide colocar las expresiones artísticas en compartimentos estancos en los que figuran por un lado la danza, por otro el teatro, por otro la música y así con el resto. Tenemos un organismo oficial que recibe propuestas de teatro, otro de danza. ¿Dónde termina una y empieza la otra? Y esta es una larga discusión aún sin respuesta.
Sin embargo, con la visión africana de la cultura no pasa lo mismo. Esto es porque la misma responde a una concepción holística que entrama en forma compleja a las diferentes artes entre sí y a éstas con la vida misma. Es lo que el antropólogo argentino Alejandro Frigerio denomina "multidimensionalidad" y que significa que un género como la danza, por ejemplo, no es entendido en sí mismo sino que comprende a otros como el canto, la ejecución de instrumentos, el teatro, etc. Dentro de esta visión no es posible concebir la música sin la danza o ambas sin el componente teatral y la oralidad. E inclusive con la plástica pues colores, formas vestuarios, máscara, artefactos especiales, etc. son portadores de símbolos que comunican al espectador lo que el artista quiere y necesita contar. Consecuentemente, el músico "baila" mientras ejecuta su instrumento, el bailarín se funde dialogando con el tambor y cuando lo necesita, haciendo música con accesorios incluidos en su vestuario, cuando no con su cuerpo mismo. Tanto bailarín como músico se expresan mediante caras, gestos y actitudes corporales definidas y hasta la palabra tiene una musicalidad con la cual se generan ritmos musicales en el tambor y se cantan mitos, leyendas e historias que refuerzan la identidad de la comunidad.
Marcela A. Gayoso