Limoncello


El limoncello es un licor de origen italiano de la región de Campania que se obtiene de la maceración de limones. Esta receta es ideal para hacer limoncello casero.
Ingredientes: 7 limones grandes de cáscara gruesa, 1 litro de alcohol (del bueno, alcohol de cereales) 1350 gramos de azúcar y 3 litros de agua.
Preparación: con un pelapapas o cuchillo muy filoso se retira la corteza de los limones tratando que quede lo menos posible de la parte blanca interna que recubre los limones. Se ponen las cortezas de limón en un recipiente de vidrio con el alcohol y se deja reposar bien cerrado en un sitio oscuro durante 14 días. Al cabo de los catorce días se prepara un almíbar suave, donde por cada litro de agua se utilizan 450 gramos de azúcar (se puede usar 350 gramos, si lo prefiere menos dulce.) La proporción buena para que el licor quede con graduación alcohólica razonable, es de tres litros de almíbar por cada litro de alcohol.

Una vez hecho el almíbar se deja enfriar muy bien y se le agrega el alcohol del que previamente se filtraron las cortezas de limón. La preparación debe quedar de una tonalidad amarillo verdoso opaco, propia del limoncello original. Si tiene paciencia, déjelo madurar un mes o dos, así los sabores y perfumes se liberan mejor y decantan. Para consumirlo es ideal tomarlo bien frío, aunque hay quien lo prefiera a temperatura ambiente ya que así es mucho más aromático.

Gracias, Ileana!