7 de mayo


El 7 de mayo de 1919 nacía Eva María (Duarte) Ibarguren en Los Toldos, Provincia de Buenos Aires.
La Historia la inmortalizó como Evita; la oligarquía porteña como "La Yegua" y el peronismo como "La Jefa Espiritual de la Nación Argentina".
Tempranamente fallecida de cáncer a los treinta y tres años, en 1952, supo despertar amores y odios con la misma facilidad con la que de actriz de radioteatros pasó a ser la cenicienta del Siglo XX.






No llores por mí, Argentina


Será difícil de comprender
que a pesar de estar ahora aquí
soy del pueblo y jamás lo podré olvidar.
Debéis creerme
mis lujos son solamente un disfraz,
un juego burgués nada más;
las reglas del ceremonial. Tenia que aceptar,
debí cambiar
y dejar de vivir en lo gris
siempre tras la ventana
sin lugar bajo el sol
busqué ser libre
pero jamás dejaré de soñar
y sólo podré compartir
la fe que queráis conseguir.
No llores por mi, Argentina,
mi alma está contigo:
mi vida entera te la dedico,
mas no te alejes...
te necesito.
Jamás poderes ambicioné,
mentiras dijeron de mí
mi lugar vuestro es
por vosotros luché
yo sólo quiero
sentiros muy cerca
poder intentar
abrir mi ventana y saber
que nunca me van a olvidar.

No llores por mí, Argentina
mi alma está contigo
mi vida entera te la dedico
mas no te alejes...
te necesito.

Que podré decir
para convenceros
de mi verdad
Si aún podéis dudar
mirad mis ojos
como lloran
de amor.