Revista Búzios

La revista Búzios que se edita en Montevideo con gran esfuerzo, es un emprendimiento loable del pai Alejandro Morales de Shangó. Una cuidada selección de textos generalmente acercada por sacerdotes y sacerdotisas vernáculos que se imprime en un excelente papel con tapas y centrales satinadas, a todo color, vendida a un precio absolutamente accesible. Me consta personalmente el trajín de pai Alejandro para dar a imprenta los artículos y avisos a tiempo para poder sacar su revista una vez al mes, hecho que realmente es un trabajo titánico. Considero que vale la pena adquirir un ejemplar de Búzios y difundir este material reunido por verdadero amor a nuestras diversidades religiosas. Hay en cada ejemplar mensual textos sobre umbanda, kimbanda, batuque, culto a Ifá tradicional y cubano, santería y palo mayombe. Es decir, el mercado simbólico de las religiones de origen afro bastante representado por cultores de cada rama. Hago votos para que el pueblo religioso tome en consideración esta publicación y pueda encontrar en cada número un dato buscado o la simple respuesta a sus interrogantes. Entre los proyectos inmediatos de pai Alejandro está la de hacer una edición rioplatense, con noticias de ambas márgenes del Plata y la reseña de eventos de interés social y religioso no sólo de Montevideo sino también de Buenos Aires. El carisma personal de este sacerdote y la buena acogida que su idea ha tenido entre grandes personalidades de nuestras variantes en Argentina augura únicamente lo que él merece: éxito.
Tengo por pai Alejandro un gran aprecio que ha ido creciendo a través de los años, me constan su dedicación, su devoción y su responsabilidad a la hora de representar con dignidad a su raíz religiosa; me ha acompañado generosamente en los buenos y en los no tan buenos momentos, por lo que me demostró fehacientemente el valor de la palabra amistad que a veces pronunciamos muy a la ligera. Por este motivo les presento -a quien no le conoce- a un amigo de ley y a un sacerdote de fundamento que está cumpliendo una encomiable labor para nuestra religión a través de su revista. Larga vida a Búzios, un material que puede y debe seguir creciendo.