Batuque para Òsànlá





Estuve en un cálido batuque de levantamiento en casa de bàbá Gustavo Villegas Boissier de Òsànlá, en Merlo. Mi querido hermano renovó su ashé y lo celebró con una roda alegre, ordenada y respetuosa la noche del sábado 17 de mayo. Es un privilegio ser recibido por los orisha de esta casa, convocados por la voz impecable del anfitrión y la destreza en el atabaque del alágbè Lucas de ngó. El desplazamiento coreográfico, donde se nota el trabajo paciente y el virtuosismo de su esposa, ìyá Isabel Bravo de npònnó, hace de esta familia religiosa un ejemplo de buen gusto que no peca de ostensivo.

Los orisha danzan con verdadero placer, se muestran absolutamente contentos de haber sido convocados a bendecir este mundo y dejan la sensación de omnipotencia para asumir simplemente el milagro cotidiano de ser seres vivos encarnados circunstancialmente en seres felices.

Entre otros hermanos de ese lado del Río de la Plata, acudieron a festejar al homenajeado y danzar para orisha los bàbá Alfredo de Ògún, Armando de Yemoja, Panchito de Òsònyin, Ramón de Ògún, Daniel de ngó, y las ìyá Cristina de Òsun, Marina de Òsun –hija carnal de bàbá Gustavo e ìyá Isabel- Daniela de Oyá.

Realmente cansado por dos días intensos de mal dormir, regresé de esta fiesta renovado por el ashé que los orisha manifestados tuvieron a bien otorgarme en este encuentro tan gozoso. Gracias por haberme dado la oportunidad de presentar mis respetos a este pèji donde sus sagrados habitantes me abrazaron con el afecto y la contención que todo religioso espera de aquellas divinidades a las que sirve con devoción y cariño. Bàbá Gustavo, ìyá Isabel, me sentí en vuestra casa tan cómodo como en la mía. Que vuestros orisha me bendigan y permitan crecer nuestra amistad mucho más.

6 comentarios:

Raziel dijo...

Gracias Babà Milto de Shangó!!! Mucho axè para usted!! Le agradezco por sus palabras, elogios y sobre todo por haber compartido nuestro ilè, nuestro Batuke... tambien es su casa, espero sea hasta muy pronto.

Alagbè Lucas de Xangò.

Milton Acosta, Òséfúnmi ti Bàáyin dijo...

Que así sea, alágbè! Simplemente hablé con la verdad tal como la siento. Gracias por visitar mi blog, espero vengas a menudo y lo consideres también tu espacio. Un fuerte abrazo desde Montevideo.

Raziel dijo...

Ya no quedan palabra para agradecer jaja, ya las uso mi viejo y nuestro amigo Alfredo, esta de mas decir que tiene un lugar en bs as para compartir vida religiosa y personal.. Axè para usted y nos estamos leyendo!!! un abrazo.
Alagbé Lucas de Xango.

Milton Acosta, Òséfúnmi ti Bàáyin dijo...

Cuidado, alágbè! Si me invitan a comer un amalá como el del 17 no se van a librar de mi muy fácilmente. ¿Y si me mudo para Merlo? Ofrecimientos tan a la ligera pueden ser peligrosos...
Muy agradecido, de nuevo. Saludos.

Raziel dijo...

Jajajajaja... mmmmm vamos a tener que hablarlo mi viejo porque ya soy un presupuesta a la hora de la comida, la proxima visita suya le compramos ropa!!! jajaja

Milton Acosta, Òséfúnmi ti Bàáyin dijo...

Por eso te digo: es peligroso invitar seguido a los hijos de Sàngó, que comen como limas sin uso...
Claro que era una broma. Aunque mirándolo bien... ¿Ché, que bueno estaba ese amalá!!! Quiero massss (Aunque no me lo merezca)