Cruces



Fue en febrero del 2005... en Valizas, Uruguay. Cruces, cruces, cruces... Si tuviera que dibujar esta historia dibujaría un montón de cruces... Yo no conocía a Exú, pero tal vez sí, lo cierto es que cuando me crucé con Dinah por primera vez, estaba en Valizas, frente al mar, pintando en acuarela llaves del mar, ella las vio y me preguntó:
- Son llaves, ¿no?
- Si -le dije-
- ¿Conoces a Exú? -volvió a preguntarme-
- No ¿quién es?
Y ella en pocas palabras abrió una enorme puerta en el espacio y el tiempo. Así como apareció Dinah, desapareció.

Al tiempo me contacté, a través de una amiga, con Julieta (Eskenazi, bailarina afro*) y ella me dijo que todo mi proyecto de las llaves parecía ser el espíritu de Exú. Hice mi muestra en el Centro Cultural Recoleta y la llamé “ya-ves”. Ahí Julieta bailó evocando a Exú. A través del mar yo conocí a Exú, a través de la música conocí a Dinah, a través de la música y el baile hubo magia blanca, roja y negra en mi muestra.

Juan Batalla no me conocía, pero justo cuando Julieta estaba bailando en la apertura con las llaves rojas y negras sobre su cuerpo, Juan pasó por ahí. A través de Exú yo conocí a Juan Batalla. Y al año de eso me contacta y me llama para invitarme a participar con imágenes de las llaves en el libro “Dueños de la Encrucijada” … A través de Juan Batalla, tres años más tarde Dinah me escribe: “Hola Melina, me pasó tu mail Juan Batalla, no sé si te acordás de mi... nos conocimos en Valizas”
Aquí está la historia, a la vista. De cruces y más cruces y mientras la escribo me sigo asombrando y sorprendiendo. Si pudiera hacer con palabras un dibujo, haría una especie de mapa/recorrido: mar, arena, instrumentos llaves, la presencia de Exú, humo, niebla, música, bruma, cruces muchos cruces... magia.

Melina Scumburdis
melinascumburdis@hotmail.com
Extraído de Revista Quilombo
*Y una bellísima persona a la que estimo también yo.